Blog Page Title

LA VIEJA DE MIERDA

Nací en Ecuador, un 20 de junio de un día miércoles a las 17:30 fue en una ciudad pequeña, por órdenes de mamá. Estudié en la escuela católica por algo llamado tradición. Me pusieron este nombre porque algún loco se le dio la gana de hacerlo, fui concebido para ser uno más del montón de la familia, pero me dedico a comunicar, soy artista frustrado y cantante de ducha. Disfruto mi tiempo libre viendo hacia el techo o jugando en una máquina de play station.

Crecí viendo caer un muro llamado Berlín, las genialidades de Maradona y los mal genios de mi papá. Me pincharon tantas veces el brazo, por unas disque vacunas y para la inflamación. Participé en una marathon, en la que llegue entre los primeros de los últimos. A los 13 años me enfrente a mi primo Pablo , por una tipa que luego de unos días se marchó con alguien mayor a los dos

Mi primer beso se lo di a una amiga llamada Cristina en el cuarto de planchar de la casa de mi primo Galo  en Macas. Lo hice con más miedo que ganas. Juntamos las dos bocas y se acabó. Después comprendí que el beso es mejor que una relación sexual si se lo das a alguien que amas.

A los 12 intente escribir una canción por una decepción amorosa que tuve, pero no fueron más que un cementerio de musas que por tímidas nunca llegaron a pertenecer a ninguna canción y fueron a dar al tacho del olvido en algún basurero donde van los amores perdidos.

Soy de aquellos que odia que le despierten preguntando si está dormido. Cuando era niño me encantaba hablar cuando el ventilador estaba girando, me parecía tan robótica experiencia, siendo adulto siempre quise subirme a un taxi y decir “siga a ese auto”, soy de aquellos niños que nunca logro terminar una goma de borrar pues siempre las perdía y no sé cómo ni donde lo dejaba.

Soy de los que cuando se caen en público se levantan enseguida, cuando me siento incomodo saco mi celular y me hago el que esta estar viendo un mensaje o llamadas perdidas, soy un loco soñador que un día se acostó a dormí y se despertó soñando en amores perdidos, relaciones fallecidas y experiencias recorridas.

A los quince años me enamore de una profesora del colegio, ella lograba conmigo cosas increíbles
incluso levantarme temprano para verla llegar al colegio, jamás, jamás se enteró de que yo existía
ni de lo que yo sentía, yo sufría por querer acercarme y ella sufría por las deudas. El saldo no fue tan malo por lo menos logré conseguir que aquella mujer me dejara como recuerdo en un mal de amores que luego de los años lo curé con algo parecido a la carpinteria , saque un clavo con otro.

Me gusta el fútbol pero no lo juego muy seguido, un día lo tengo todo y al siguiente nada. Me gusta tomar de la buena cerveza, odio el aguacate y el ají. Me demorë 1 semana en pintar mi habitación y siempre he sido el consentido de mama. La única manera de salir de la casa fue embarcándome en un trabajo en el oriente donde aprendí como planchar, lavar y hasta hacer la cama.

Duermo con la tele prendida por si acaso vengan los ladrones y no entren pensando que hay gente a dentro. Tengo el si flojo y el no negociable, escribo poesía pero en el colegio siempre sacaba ceros. Soy coqueto, un poco bipolar cuando me sale el mal genio.

Luego de sufrir una ruptura amorosa empecé a escribir un libro de poemas, por el cual me desvele horas, derrame algunas lágrimas, escribí poemas y al final esa persona lo quemó como si fuera basura. Pero me dejó la lección que el amor a veces es pendejo y otras veces injusto, soy consejero sentimental de mis amigos los botados, soluciono todo tipo de problemas sentimentales, pero con el mío no doy ni pies ni cabeza.

Me encanta la literatura latinoamericana, pero no soy aburrido, no me gusta el tequila porque la resaca es mi peor enemiga. Tengo unos sueños hipotecados, junto a un par de besos congelados para alguien, que el día que se marchó me los dejo en la nevera, esperando que alguien venga y se los haga suyos. Hace un tiempo salí en un video de un grupo reggetonero llamado “Latin Dreams” por pedir una cerveza, cada que me veo en la tv, me da una verguenza terrible, creo que la canción se llama ¨dime¨, bueno y ese día no logre acabarme la cerveza porque según yo estaba de actor.

Me hice hombre en el asiento posterior de un carro, aquel día salí por un par de besos y regrese a mi casa sin poder ni subir las gradas, aquella experiencia no fue como quise, pero me siento feliz porque mi primera vez fue con aquella persona que tanto ame, que a más de dejarme marcas en el cuello también me las algunas marcas en toda la vida.

A los 20 me enamoré de una mujer que tenía un defecto, le encantaba dar besos a todo el mundo y lo peor del caso es que lo hacía todo el tiempo, no sé que tenia ella, pero me trajo a mal andar, al final decidí alejarme y no estar pasando papelones.

Nunca estuve más cerca de lo incierto en toda mi vida. Lo cierto es, que ahora que estoy aquí y no sé bien donde me encuentro, me encuentro más seguro que nunca, ubicado en ninguna parte pero con un ejército de sueños, todos por delante.

Hoy Sangro de contento, muero de felicidad y vivo de agonía esperando el futuro incierto que me depara. Así son las cosas de la vida. Así es despertar loco de remate por culpa de una ráfaga de cordura que me sometió al riesgo hermoso de lo incierto.

Usted que lee mis notas, usted como se llame, usted no lo escogió su nombre y yo quizá no lo conozco, pero esta es una recopilación de todo lo que este mortal fue y me siento orgulloso de contarlo !!!