Blog Page Title

Ecuador conquista a Alberto Plaza

El músico chileno vive en Quito, desde septiembre. Es jurado del programa concurso ‘Yo me llamo’, de Teleamazonas, y -a la par- prepara un disco que rendirá tributo a la música ecuatoriana. Confiesa que quisiera quedarse.
Cristina Peláez

Plaza es consciente de que Yo me llamo funcionará como plataforma para dar a conocer a nuevos talentos; aunque estos, inicialmente, destaquen por su calidad imitando a artistas consagrados.

Al norte de Quito, en el sector de Carcelén Industrial, se ubica el set donde semana a semana se graba Yo me llamo, transmitido por Teleamazonas. Una fila de personas espera en la puerta para ingresar, hacen barras por sus participantes favoritos. Adentro, todo es movimiento.

Karol Noboa pasea y conversa con su compañera Johana Drouet. Ambas son parte del jurado que, noche a noche, en horario estelar, califica a los imitadores de artistas desde el chileno Américo, hasta Marc Anthony, pasando por David Bisbal y Miriam Hernández. Pero falta uno, Alberto Plaza.

El chileno, con casi 30 años de trayectoria musical, llega a eso de las tres de la tarde. Antes de arribar al estudio, firma autógrafos y saluda con el público. Luce como un tipo elegante, viste chaqueta, pantalón y camisa. Sonríe y atiende, sin poses, la entrevista. Así es Alberto Plaza.

También conocido como el ‘Trovador de sueños’, Plaza vive en Ecuador desde septiembre, mes en que comenzó la primera temporada del programa concurso.

Pero su estadía en el país  no se limita a Yo me llamo. El cantautor, radicado en Miami hace 11 años, prepara un disco que rendirá tributo a la música ecuatoriana y contará con la participación de artistas nacionales. Aunque prefiere no revelar nombres ni detalles, explica que la idea es contar con géneros distintos, desde pasillos hasta pop.

De hecho, augura un éxito rotundo para los músicos ecuatorianos, pues no repara en afirmar que tiene una capacidad innata para identificar, a simple vista, a los potenciales talentos musicales. Y ese es el rol que cumple como jurado. Para él, lo más complejo de esta nueva faceta es evaluar el trabajo de gente talentosa. “Se debe cuidar mucho lo que se dice. Con pocas palabras puedes provocar algo devastador”.

Plaza,  de 51 años, es metódico y analiza sus respuestas antes de contestar. Es consciente de que Yo me llamo funcionará como plataforma para dar a conocer a nuevos talentos; aunque estos, inicialmente, destaquen por su calidad imitando a artistas consagrados. Para él, lo importante es que ellos sepan aprovechar esa exposición mediática y trabajen por consolidar una carrera a futuro, no necesariamente como imitadores.

La música es uno de los motores en la vida del cantautor. Por eso dejó Chile hace más de una década y se instaló en los Estados Unidos. “Miami es el centro de la música latina, donde se produce todo”. Sin embargo, sonríe y asegura que si se presenta otro proyecto en Ecuador, no dudaría en quedarse por tiempo indefinido.

Aunque dice que no ha abandonado Chile, comenta con nostalgia que lo que más extraña de su país natal es el fútbol. Sus ojos se encienden al hablar del Club Universidad de Chile, del cual se considera hincha. “Ir al estadio todos los domingos es una necesidad, casi visceral, que ya no acostumbro”. Pero mientras dura su estadía en Quito, frecuenta la Casa Blanca, de la Liga de Quito. Eso representa una manera de no abandonar aquel hábito dominguero.

La primera temporada de Yo me llamo termina en diciembre y Alberto Plaza abandonará el país. “Ecuador es un lugar lindo y con gente maravillosa. Los paisajes sobrecogen, son únicos, la gente es hospitalaria. Me dan ganas de quedarme aquí”.

http://planv.com.ec/culturas/musica/ecuador-conquista-alberto-plaza?nopaging=1#.UoEGo_bYqfc.twitter