Blog Page Title

BANCO DE FOMENTO ASIGNÓ MAS DE 11 MILLONES DE DOLARES EN CREDITOS EN MORONA SANTIAGO

El BNF se encuentra respaldando la tecnificación de los procedimientos en el sector ganadero. De enero a septiembre del presente año se ha beneficiado a 2000 ganaderos en la provincia de Morona Santiago,  colocando USD 11´904.805 lo cual ha impulsado esta actividad y le ha permitido posicionar la calidad del ganado a nivel nacional.

La Ing. Ximena Meza, Gerente de la Sucursal Macas del BNF, señaló que solo en su jurisdicción, de enero a septiembre, se ha beneficiado a 250 ganaderos y entregado alrededor de USD 1´600.000.

Bosco Zabala, ganadero de la ciudad de Macas, fue beneficiado con un crédito del BNF cuyo monto asciende a USD 80.000, dinero que destinó para cría y enriquecimiento del valor genético de su ganado, importando embriones y semen desde Francia, especialmente de la raza charolais.
La fama de sus ejemplares ha trascendido fuera de su provincia, factor que le permitió posicionar la reputación de su ganado a nivel país como uno de los ganaderos con mejores ejemplares del Ecuador.

Su labor fue reconocida en la feria EXPOGAN 2013 realizada en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas en la que se condecoró a su ejemplar charolais como el mejor de su raza en el Ecuador, consiguiendo consolidar la calidad de su ganado.

Don Bosco afirma que su éxito  no hubiese sido posible sin el apoyo financiero del BNF, ya que apostar por procedimientos genéticos implica elevar costos que los ganaderos no pueden cubrir sino tienen una organización que se preocupe por facilitar el acceso al crédito, por eso destaca la importancia que tiene para el sector pecuario del país, el acompañamiento creditico de la entidad.

La aplicación de procedimientos genéticos ha despertado el interés de varios ganaderos de la provincia. El médico veterinario, Edwin Lozada, afirma que actualmente tiene varios clientes que han optado por procedimientos genéticos porque aporta rentabilidad y calidad al ganado.

El profesional afirma que actualmente se emplean dos técnicas que se usan para este fin: la inseminación artificial, importando semen de reproductores reconocidos internacionalmente  o de toros probados cuya carga genética es excelente y transferencia de embriones. Esta última es más riesgosa ya que acelera el proceso de mejoramiento de la carga genética, aproximadamente siete, veces más que la inseminación.

Las dos técnicas han servido para que el sector ganadero ahora pueda ofertar reproductores con mejor carga genética para carne y por ende obtener más rentabilidad ya que un ejemplar de esta calidad tiene un precio que oscila entre los 2.000 y 3.000 dólares. FUENTE BNF