Blog Page Title

Más de 11.400 menores de edad han muerto violentamente en Siria desde el inicio de la guerra

Cerca de 11.400 menores de 18 años han muerto como consecuencia de la guerra en Siria desde el inicio del conflicto, de los cuales casi 800 han sido ejecutados, casi 400 han fallecido por disparos de francotirador, y más de un centenar han sido torturados hasta morir, entre ellos niños de corta edad, según un informe publicado por el grupo de estudios británico Oxford Research Group.

El informe, titulado ‘Futuros Robados – El Precio Oculto de las Víctimas Infantiles en Siria’ examina datos recibidos desde el inicio del conflicto, en marzo de 2011, hasta agosto de este año.

El número más elevado de muertes tuvo lugar en la localidad de Alepo, donde han muerto 2.223 niños, una quinta parte de la población. La zona más sangrienta es Derá, donde uno de cada cuatrocientos niños ha perdido la vida, la mayoría por bombardeos.

Las armas explosivas han acabado con la vida del 71% de las víctimas infantiles registradas en el informe, unas 7.500 muertes, 2.000 de ellas por bombardeos. Un 26,5% de los fallecidos perdió la vida por el uso de armas ligeras.

“Los niños son bombardeados en sus hogares, en sus comunidades y durante actividades cotidianas como ir a comprar el pan. Están expuestos al fuego cruzado, cuando no son abatidos por francotiradores, ejecutados, gaseados o torturados hasta la muerte”, lamentó la coautora del informe, Hana Salama, a la BBC.

Finalmente, se tiene constancia de que 128 niños fallecieron por los ataques químicos perpetrados en Ghouta el 21 de agosto de 2013 y que otros 112 niños fueron torturados hasta la muerte en diversos puntos del país.

FUENTE BBC