Blog Page Title

Científicos identifican cinco tipos de aburrimiento

La mayoría de las personas creen saber lo que significa estar aburrido, y de esta manera se busca por una variedad de medios evitar la sensación, pero de acuerdo con investigaciones recientes, el aburrimiento no es un problema con la misma medida para todos.

Contrario a lo que muchos piensan, el aburrimiento es más complejo de lo que se cree e irónicamente no tan soporífero, al menos en su estudio. Así, se tiene que lo que desencadena o alivia el aburrimiento en una persona no significa que funcione de igual manera para alguien más.

De esta manera una investigación realizada por expertos de las universidades alemanas de Munich, Konstanz y Ulm, en conjunto con la canadiense McGill, la City University de Nueva York, y la Thurgau University of Teacher Education en Suiza, determinaron que existen cinco tipos de aburrimiento y no cuatro como se creía hasta ahora.

El sondeo se basó en una investigación preliminar realizada por Thomas Goetz de la Universidad de Konstanz y su colega Anne Frenzel en 2006 en el que se distinguen estas cuatro clasificaciones de acuerdo con los niveles de excitación del individuo, los cuales van desde la calma al nerviosismo.

De acuerdo con el diario Motivation and Emotion, los investigadores identificaban anteriormente cuatro tipos bien establecidos de aburrimiento que consisten en los siguientes:

El aburrimiento indiferente (caracterizado por una sensación relajada e indiferente, típica del aburrimiento que se experimenta al ver canales de televisión de manera aleatoria).

El aburrimiento de calibración (se distingue por una sensación de incertidumbre, pero en la que también las personas son receptivas al cambio o distracción).

El aburrimiento de búsqueda (caracterizado por una sensación de inquietud y búsqueda activa de cambio o distracción).

El aburrimiento reactivo (que se identifica por el sentimiento reactivo, tal como puede ocurrirle a alguien que se aburre de sus propios pensamientos tras salir de una sala de cine para encontrar algo mejor que hacer).

Sin embargo, el estudio más reciente realizado por el equipo de investigación para definir el aburrimiento ha identificado un quinto tipo: el aburrimiento apático, un tipo asociado a niveles de excitación bajos y altos niveles de aversión u hostilidad.

Según publicó Forbes, esta variedad es la más problemática de todas, ya que las personas que presentan aburrimiento apáticos son retraidos, evitan el contacto social e incluso podría considerarse un portal que conduce a la depresión.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de expertos llevaron a cabo dos estudios en los que analizaron a 63 estudiantes universitarios y 80 alumnos de secundaria de Alemania, durante poco más de dos semanas, en las que los participantes tuvieron que completar cuestionarios digitales acerca de sus actividades y experiencias.

Debido a la supuesta relación entre el aburrimiento y la depresión, la investigación catalogó como alarmante que el aburrimiento apático se produjera con relativa frecuencia en un 36% de los escolares que participaron en el estudio.

Asimismo, los resultados mostraron también que los cinco tipos aburrimiento no sólo dependen de la intensidad con que se produzca, sino que también de la situación que experimenta la persona en la vida real.

También hallaron que si bien la gente puede sufrir al azar todos los tipos de aburrimiento a lo largo de su vida, hay personas que experimentan sólo uno lo que se podría relacionar a “disposiciones específicas de la personalidad”, agregó Goetz.

Sinembargo.mx