Blog Page Title

Universidad Central: la recategorización se impugna

Las destituciones y pugnas sacuden a la Universidad de Guayaquil

El consejo Universitario de la Universidad Central del Ecuador decidió ayer rechazar e impugnar la recategorización del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces).

Ese proceso ubicó a ese centro en la categoría B, junto a universidades como la Indoamérica. Eso lo informó ayer el rector de la Universidad Édgar Samaniego, que calificó a ese proceso como un duro golpe que afecta a la universidad pública.

Mientras la Universidad de Guayaquil, la más extensa del Ecuador, se sumerge en una crisis por las destituciones, pugnas entre docentes y autoridades, y pedidos del profesorado para que dimita el rector Carlos Cedeño. 

Ayer, la Comisión Interventora de la Universidad de Guayaquil nombrada por el Consejo de Educación Superior (CES) y que trabaja desde octubre anterior en la institución bajo el mando de Jorge Khalil, destituyó a la directora del departamento de Talento Humano; e informó que mismo hará con la de Financiero. Su argumento es por falta de colaboración al no poder ingresar a esas áreas de la U. 

El CES se quejó también de la falta de colaboración de las autoridades de la U respecto al plan de excelencia planteado por esa entidad. Ellos piden respuestas y no las obtienen de los ejecutivos de la entidad universitaria. 

Estas acciones complican aún más a la U Estatal intervenida por el Consejo de Educación Superior, y degradada a la categoría D por el Consejo de Evaluación. 

Los problemas económicos también enfrentaron a la autoridades de la U. con el CES. El rector Cedeño reiteró que los problemas de fondo se deben a la falta de recursos, que no han permitido elevar la remuneración de los maestros, efectuar trabajos de investigación “de mayor envergadura”, ni mejorar ciertos equipos. 

Enrique Santos, representante del CES, respondió que Cedeño debe explicar “cómo y por qué no se utilizaron $67 millones en los últimos cinco años. Luego, en alusión a la respuesta de Cedeño, se interrogó: “¿Cómo yo puedo decir que no puedo hacer algo porque me falta dinero, cuando no he gastado $67 millones que me dieron en los últimos cinco años?”. 

Santos aseveró que una de las propuestas es reducir el número de unidades académicas a 14, decisión que, de todas maneras, será resuelta por los decanos. 

La comisión tiene el objetivo de implementar el plan de excelencia en la U. para que la misma salga de la categoría D y que llegue a la A, enfatizó Salas. El tiempo previsto es de dos años. 

Ayer en la mañana, un grupo de maestros anunció que hoy empezarán a recoger firmas con el fin de solicitar la renuncia de Cedeño, a quien culpan de la intervención y la degradación. Cedeño insistió en que no renunciará y recordó que su período terminará en julio de 2014. 

En El Oro, estudiantes de  la Universidad Técnica de Machala pidieron la intervención de la institución, amparados en la Ley de Educación. (AM)

Fuente: www.hoy.com.ec