Blog Page Title

La U Central marchó; el Ceaaces mantiene su decisión

Estudiantes y docentes se movilizaron por el descenso de categoría de la universidad 

Dos posiciones enfrentadas matizaron la marcha que la Universidad Central organizó ayer por la recategorización que la puso en la categoría B.

De un lado estaban quienes rechazaban la calificación del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces). Por otro, quienes echaban la culpa del descenso al rector Édgar Samaniego y a las reformas educativas que se implantaron con la Ley Orgánica de Educación Superior.

El primer bando se convocó ayer a las 09:00 en la Plaza Indoamérica. Las camisetas blancas de los estudiantes, docentes y trabajadores presentes fue su principal distintivo.

Todo estaba a punto. Varios estudiantes esperaban con carteles en mano la llegada de Samaniego para partir rumbo al Ceaaces para impugnar el informe que presentó en días pasados.

El rector apareció a las 09:20 y, de inmediato, empezó una caminata. La Policía Nacional llegó para custodiar su camino.

Fue una marcha peculiar. Muy pocos utilizaron zapatillas. Los profesores vestían terno y las profesoras tacones. Samaniego, quien encabezó la marcha, llevó una camisa de manga larga debajo de una camiseta que decía “¡Por la Central hasta la vida¡”.

Delante, cuatro universitarias llevaban un cartel que decía: “Todos estamos con la Central”. Los estudiantes de varias facultades, entre ellas Administración, Artes, Economía y Odontología, los acompañaban. Nadie hizo mención sobre las clases. Incluso un correo que se envió por vía electrónica la noche anterior los convocaba a defender a su U.

Samaniego intervino brevemente a los pocos minutos de iniciada la marcha. Reprochó que el Ceaaces haya echo público su informe antes de entregárselo a ellos, como ya habían acordado.

“Con Ceaaces o sin Ceaaces, con Consejo de Educación Superior o sin él, la Universidad Central continuará con su trabajo de profunda transformación. Inclusive los ciegos con ceguera orgánica pueden ir y observar las grandes transformaciones que tiene la Universidad Central”.

La marcha de más de dos cuadras fue custodiada por dos patrulleros de la Policía y tres motos. Avanzó por las avenidas Diez de Agosto, Eloy Alfaro y Seis de Diciembre, hasta llegar a la Germán Alemán, sitio de su destino.

En el camino se gritaban varias consignas como: ¡”A la Central se la respeta!”, “¡No somos categoría B, que lo escuche el Ceaaces!” y “¡La Central se moviliza porque no entiende quién categoriza. A la U del pueblo nadie la estandariza!”.

Al llegar a la Germán Alemán, cerca de medio centenar de efectivos de la Policía custodiaba la entrada del Ceaaces. Incluso hubo perros policía. La disposición fue que solo seis representantes de la universidad podían pasar. El resto se quedó fuera gritando sus consignas.

Eran las 11:07 y Samaniego y su comitiva se sentaron en una sala del tercer piso de la institución. Poco después ingresaron Hólger Capa y Fernando Espinoza, consejeros del Ceaaces, y Francisco Cadena, presidente del Consejo, que fue el único de los tres que intervino en la discusión.

Él inició su intervención aclarando que las acciones del organismo que preside obedecen a parámetros técnicos. “Nos ratificamos en lo que hemos hecho. Tenemos confianza en nuestros números”.

Samaniego respondió: “El pueblo está aquí no para saludarlos, sino para rechazar el informe”. Agregó que, con sus acciones, están destruyendo a la universidad pública gratuita, porque a todas las bajaron de categoría. Habló de una visita que Cadena le hizo, en la que le habría dicho que era fortuita. Cadena interrumpió: “Protocolaria, fue protocolaria”.

En su exposición, Samaniego dio a entender que hay un tema político detrás de la recategorización, ya que hay elecciones en la universidad. Denunció que el Ceaaces hizo llegar primero su informe al MPD en lugar de a ellos, y eso fue desmentido luego por Espinoza.

Después de poco menos de 20 minutos de reunión, Samaniego se retiró y, en las afueras, se topó con la sorpresa de un plantón de jóvenes vestidos de negro y pintados el rostro que reprochaba su gestión y las reformas en la U.

Un estudiante de Sociología dijo que el desacuerdo con el rector responde también al modelo de reforma universitaria que se quiere imponer en la universidad. “Nosotros estamos en desacuerdo con la categorización, porque es discriminatoria y excluyente”.

Era casi el mediodía y el ambiente se ponía violento. Samaniego tuvo que retirarse por otra avenida entre los gritos de quienes lo apoyaban y de los que lo rechazaban. La Policía logró calmar a los manifestantes. (PAO)

Cinco puntos sobre el Informe del Ceaaces

En el documento que Samaniego entregó al presidente del Ceaaces, se exponen cinco criterios sobre el informe de acreditación:

1. Me enteré que en el Centro de la Política Nacional en la Asamblea Nacional se procedió a entregar, y casi como hojas volantes, la Resolución No. 001-CEAACES-2013…, por la cual se recategoriza en menos a mi representada…, tal comunicación pública se la hace antes de que se notifique al Rector… violando de esta manera el elemental derecho a ser notificados para una defensa previa.

2.  La citada resolución es injurídica por atentar expresamente el mandato constitucional”. En ese punto se impugna también el Reglamento para la Determinación de Resultados del Proceso de Evaluación, Acreditación y Categorización de las Universidades.

3. Se da un peso específico mayor a resultados en número de publicaciones y número de profesores PhD, sin tomar en cuenta la esencia misma de la institución universitaria, su calidad y resultados académicos…, se califica con un peso menor, siendo las instituciones categoría B las que presentan mejor eficiencia académica.

4.  El informe que ilegalmente ha sido aprobado por el Ceaaces señala expresamente que las universidades públicas han demostrado avances sustanciales.

5.  Deduzco ante el pleno del Ceaaces recurso de reposición…, al propio tiempo que requiero la continuación de la Universidad Central dentro de la categoría A y su respectiva acreditación”.

Fuente: www.hoy.com.ec