Blog Page Title

¿El calentamiento global es el culpable del frío polar?

A medida que el planeta siga calentándose el fenómeno se repetirá

El tema del calentamiento global fue motivo de burla entre los republicanos. Los científicos mantiene su razón.

El frente ártico que ha congelado buena parte de Estados Unidos la semana pasado ha servido también para levantar de nuevo suspicacias sobre el calentamiento global, unas dudas que no comparte la comunidad científica, convencida de que este fenómeno no contradice el cambio climático.

Con el mercurio por debajo de los 30 grados bajo cero Celsius y sensaciones térmicas inferiores a 50 grados bajo cero, el frío superó récords históricos de temperaturas mínimas, aunque estas condiciones tampoco son una anomalía histórica, e hizo que, en algunos zoológicos, pingüinos y osos polares buscaran cobijo y que un preso fugado de una cárcel de Kentucky volviera entre rejas para resguardarse de las bajas temperaturas.

Con tanto frío, no extraña que una vez más el tiempo fuera el tema de conversación de millones de personas y, en esta ocasión, los escépticos sobre el calentamiento global aprovecharon la coyuntura para sacar pecho públicamente. El legislador republicano John Fleming, escribió en su cuenta de Twitter: “el calentamiento global no es tan cálido estos días”. Y su compañero de partido, el senador Jim Inhofe, calificó el cambio climático como una idea “casi ridícula”.Los científicos, sin embargo, recuerdan que al hablar de clima se utilizan promedios y que en los últimos años se han acumulado pruebas más que suficientes como para no recelar del cambio climático. John Holdren, asesor de Ciencia y Tecnología del presidente de EEUU, Barack Obama, en un video difundido por la Casa Blanca, sentenció que ningún episodio meteorológico por sí solo puede demostrar o refutar el cambio climático global.En la comunidad científica el debate se ha centrado más en si el cambio climático ha influido de alguna forma en la ola de frío.

Los meteorólogos han coincidido en señalar un inusual desplazamiento hacia el sur del vórtice polar como el origen más inmediato del frío extremo que azotó de Estados Unidos, aunque las razones que lo motivaron han sido más discutidas.

Por vórtice polar entienden los meteorólogos una circulación de vientos en torno a la región ártica que, normalmente, mantiene el frío contenido en esa zona, pero que en esta ocasión, debido a un debilitamiento, dejó bajar grandes masas de aire frío desde Canadá hasta abarcar la mayor parte de Estados Unidos.

El presidente del comité de Variabilidad y Cambio Climático de la Sociedad Meteorológica Americana, Aiguo Dai, dijo no creer que la ola de frío esté vinculada directamente al cambio climático global, porque es algo que ocurre una vez cada cierto tiempo.

Otros investigadores, en cambio, sí ven una relación. Judah Cohen, de la unidad de Investigación Atmosférica y Ambiental de Verisk, dedicada a la evaluación de riesgos, apunta al reciente calentamiento del Ártico como posible causa de la ola de frío.

“Nuestra investigación sugiere que un Ártico cálido está relacionado con el tiempo frío en los contenidos en latitudes medias”.

El fenómeno es denominado “Ártico caliente, continentes fríos” que Cohen compara con el dilema del huevo y la gallina.

Cohen se pregunta: “¿Está caliente el Ártico porque ha aumentado el flujo norte-sur que transporta aire caliente al océano mientras el aire frío desciende a latitudes medias o puede un Ártico más cálido incrementar el flujo de aire norte-sur que después provoca la llegada de aire frío a latitudes meridionales?”

El climatólogo Gavin Schmidt, del Instituto Goddard de la Agencia Espacial estadounidense, resuelve este tema asegurando que si la gente encuentra el frío polar sorprendente es porque las cosas se están calentando.

En todo caso, condiciones extremas como las que se dieron en EEUU, que dejaron 21 muertos y más de $5 000 millones en pérdidas, ya se produjeron en el pasado y, tal y como vaticinan los expertos, a medida que el clima se caliente se espera que aumente su frecuencia. (EFE-AFP)

Desde la tormenta Sandy al vórtice

Cerca de 200 millones de personas fueron afectadas por la mayor interferencia económica ocasionada por el clima desde la supertormenta Sandy en 2012.

Vuelos cancelados, gente que no iba a trabajar, empresas paradas… aunque el impacto no fue ni de lejos cercano al de Sandy, que ocasionó alrededor de $65 000 millones en daños a la propiedad, el impacto del frío extremo provino de su extensión.

Evan Gold, vicepresidente senior de Planalytics, una compañía especializada en información climática para negocios, dijo que hubo mucha actividad económica que no ocurrió. Parte de ella se recuperará, pero otra simplemente se pierde.

La principales líneas aéreas de EEUU, que cancelaron cerca de 20 mil vuelos la semana pasada, perdieron entre $50 millones y $100 millones.

El cierre de escuelas mantuvo en casa a padres que no pudieron encontrar alternativas para sus niños. Si esos padres trabajaron desde casa, no fueron tan productivos.

http://www.hoy.com.ec/