Blog Page Title

Tras una supuesta defensa de la Amazonía se esconden los intereses de grandes empresas y países

Quito (Pichincha).- La Amazonía es un tesoro del mundo y su valor no pasa desapercibido por las grandes potencias económicas y políticas. Estos grupos al ver que gobiernos progresistas han llegado a varios países de la cuenca amazónica, emprendieron otra estrategia para implantar su poder en esta zona.Captura de pantalla 2014-03-18 a las 10.45.58

Esta reflexión la hace el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, quien es uno de los académicos más importantes del continente. Él visitó Ecuador para presentar su libro, ‘ Geopolítica de la Amazonía – Poder Hacendal, Patrimonial y Acumulación capitalista’.

García relata la historia de explotación, exclusión e inequidad que han vivido por centenares de años las comunidades amazónicas, al mismo tiempo denuncia el intervencionismo de Organizaciones No Gubernamentales, como la Usaid.

El vicepresidente sostuvo que los hacendados de la época de la conquista se convirtieron en grandes empresas multinacionales, que pretenden seguir explotando la Amazonía. Sin embargo,  para extender su “supervivencia” utilizan a las ONG para promover la “conservación ambiental” de los territorios de la Amazonía, evitando que los Estados intervengan con obras públicas, como agua potable, energía eléctrica, salud y educación; pero que conlleva un trasfondo de tipo económico directo para la empresa.

A través de estos mecanismos de supuesta conservación ambiental, las multinacionales que operan en territorio amazónico, conseguir reducir el pago de sus impuestos al Estado, perjudicando con millones de dólares a la nación y afectando directamente a las comunidades indígenas.  Estas comunidades han sido abandonadas durante décadas y, ahora, con los gobiernos progresistas han sido atendidas en educación, salud y servicios básicos.

Sobre la acción de estas ONG, García sostiene que tras la buena intención de cuidar el ambiente, está ligada a grandes empresas transnacionales europeas y estadounidenses que logran una reducción importante de los impuestos que están obligadas a pagar. “Logró una ganancia extraordinaria de 60 millones, a cambio de una inversión de 10.000 dólares para que una ONG vaya a entregar comida en la Amazonía”.

Pero esa no es solo la estrategia de las multinacionales, miembros de los gobiernos de Estados Unidos e Inglaterra también han dado muestra de su idea de controlar la Amazonía. Esos gobiernos también a través de organismos de presunta ayuda económica (como la Usaid) buscan la intervención militar de la cuenca del Amazonas, para luego privatizarlas y ejercer una estrategia de control.

“América Latina está viviendo un proceso de lucha y de disputa por la soberanía de la Amazonía”, manifestó García, quien invitó a todos los ecuatorianos, bolivianos y brasileros  a proteger la soberanía y a no dejarse engañar por ONG como la Usaid, que forma parte de esta estrategia de necolonización (…).  La Amazonía vamos a cuidarla, pero nosotros, los bolivianos, los ecuatorianos”, enfatiza García Linera.

Lamentó que en estos oscuros intereses  estén utilizando a jóvenes, quienes creen que lo mejor para los pueblos indígenas es mantener el estilo de vida que han llevado hasta ahora, sin acceso a servicios básicos, salud y educación.

“Dejemos de lado a esos compañeros que tienen una imagen del indígena de postal. Ahí congelado en el siglo XVII, pobre, humilde, maltratado, abatido. Nosotros trabajamos, luchamos y entregamos la vida por un indígena enraizado en su tradición, amante de su historia, defensor de su cultura”.

El vicepresidente sostuvo que este será el siglo de América Latina y de los indígenas. “Es tiempo de los indígenas ser presidentes, ser ministros, ser ingenieros, ser constructores. Vamos a derrotar a esos derechistas y a esa avanzada de la Usaid y aquellos que quieren privatizar nuestros bosques. Vamos a construir una América Latina digna”. CIT / El Ciudadano