Blog Page Title

Desmontaje del escenario de Metallica tardará 48 horas

Tras un show de más 2 horas, en el que unas 40.000 personas disfrutaron del concierto de una de las bandas legendarias de la historia del rock, Metallicalas labores de limpieza del Municipio en los alrededores del Parque Bicentenario de la ciudad de Quito, culminarán al mediodía.

 Según el Municipio,  desde que terminó el concierto, 90 personas y 10 máquinas, entre lavadoras y vehículos de carga de basura empezaron con el retiro de basura dentro y fuera del parque.

 El desmontaje del escenario también ya comenzó y tardará 48 horas.

El espectáculo superó las expectativas de todos quienes se hicieron presentes. El show inició pasadas las 19:00 con la presentación del grupo ecuatoriano Madbrain, pero los ansiosos fans esperaban a sus ídolos subir al escenario desde hace días, muchos hicieron la fila para ganar el mejor puesto desde el fin de semana pasado. Finalmente Metallica se presentó a las 21:43.


La banda arribó al aeropuerto de Quito en Tababela alrededor de las 17:30, enseguida se trasladó al parque Bicentenario en medio de un dispositivo de seguridad compuesto por 8 patrulleros y 7 motos.

La primera canción que sonó en la tarima fue ‘Blackened’, una de las 18 que se escucharon. Las pantallas gigantes, que estuvieron detrás, al lado y adelante del escenario, complementaron este evento para que los presentes no se pierdan los detalles de cada una de las potentes melodías que interpretó Metallica.

A pesar de los fuertes dispositivos de seguridad que se encontraban dentro y fuera del parque, los desmanes no se hicieron esperar. 34 personas fueron trasladadas a la Unidad de Flagrancia por esta causa.

Los fans que estaban en Preferencia querían a como de lugar pasarse a VIP a pesar de que una malla de un metro y medio lo separaba, y uno que otro desorden entre el público.

Los fans que no pudieron  entrar no quisieron perderse la oportunidad de estar lo más cerca posible de la banda y se aglutinaron en las afueras del Bicentenario a lo largo de la avenida la Prensa y en la avenida Real Audiencia a fin de escuchar, aunque sea desde lejos, las canciones tocadas en vivo. Esto ocasionó tráfico, incluso durante la noche por la zona.