Blog Page Title

Mujica: “La política no es una profesión, es una ocupación, por la lucha del bien social”

“políticos interesados” al comercio y al mundo privado

No importó que las calles colindantes a la sede del Congreso en Santiago estuvieran cortadas por la ceremonia  de “Oración por Chile”. Tampoco importó el ruido de los desfiles de los uniformados a la afueras del recinto, nada impidió quedecenas de personas llegaran al Salón de Honor del Senadoen la capital para presenciar las palabras del Presidente uruguayo José Mujica que dio una clase magistral del buen vivir.

Como todo un rockstar, “Pepe” se hizo esperar. Primero salieron los organizadores de la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos que impulsaron el conversatorio “De Cara al Futuro con José Mujica”. Luego, entre aplausos que literalmente echaron abajo el Senado, apareció el jefe de Estado uruguayo. Con lentes oscuros, chaqueta abierta y sin corbata fue recibido como una verdadera estrella.

A su izquierda tenía a la presidenta del Senado Isabel Allende, quien también le regaló un libro con relatos de la dictadura, y a su derecha al senador Juan Pablo Letelier. Ahí, relajado en su sitial comenzó su apasionante charla dando una espléndida cátedra.

Imagen foto_00000002

“Me tiene un poco abrumado la enorme fraternidad del pueblo chileno, la que tengo que tomar como un regalo”, comenzó sacando inmediatamente aplausos de los presentes que le gritaban sin tapujos “Pepe, amigo, el pueblo está contigo”.

Así prosiguió enviando a los “políticos interesados” al comercio y al mundo privado, pues la “política tiene que estar al servicio de la gente”, acotó. “La política no es una profesión, es una ocupación, por la lucha del bien social”, agregó.

“Hay gente que adora la plata, se mete en la política, si adora tanto la plata que se meta en el comercio, en la industria, qué haga lo que quiera, no es pecado, pero la política es para servirle a la gente. No es que se pueda ser desinteresado, no hay ser viviente que sea desinteresado, hay una cuota dentro de nosotros que así nos mandata, la vida es el juego de solidaridad, de fraternidad. A la alta política le interesa ese cariño de la gente, algo que se transmite, que no tiene precio y que no se compra en el supermercado”, señaló.

Los aplausos no paraban para el Mandatario uruguayo quien también abogó por la libertad persona, por romper las cadenas del capitalismo. “La moda es ser libre (…) Para ser libre hay que tener tiempo para adorar las cosas simples, los amigos, para amar, para ese hobby personal”, acotó.

Agregó diciendo que “nos llenamos la boca con el libre comercio y hay como 300 ó 400 tratados de libre comercio que no los entiende ni Mandrake. Con una expansión brutal de las fuerzas productivas, con una acumulación de capital y de conocimiento como no ha habido en toda la historia de la humanidad”.

Imagen foto_00000003

“El ser sobrio es un cálculo bien premeditado, tener tiempo para ser libre y entonces no te dejes afanar la vida, no te dejes transformar en un esclavo, no te acostumbres a vivir a costillas de los otros”, complementó.

La desigualdad y la pobreza también fueron los temas con los que Mujica dio cátedra en el Senado de Santiago. El Presidente uruguayo llamó a abordar esos conflictos como “problemas globales” y a “luchar por la igualdad, libertad y fraternidad entre los hombres”.

“(Debemos) fundar otra civilización, hija de la conciencia, masificar la cultura, el conocimiento. Dejen de explotar el capitalismo, pero exploten el capitalismo para preparar un mundo mejor”.

Así como la pobreza y la desigualdad son problemas “globales”, según Mujica, el daño al medioambiente también es una situación mundial, que no se puede analizar por países. Aprovechó de golpear a China y Estados Unidos, quienes no pueden seguir jugando con la economía y dañando la Tierra.

Para finalizar envió un mensaje a los jóvenes, “la vida es hermosa” y cerró diciendo que “trata de vivir como piensas, sino pensarás cómo vives”.

Luego de su discurso, el presidente del Partido Socialista Osvaldo Andrade señaló que su partido apoya formalmente la candidatura de Mujica para el Premio Nobel de La Paz.