Blog Page Title

Lo que los médicos no saben de nutrición

Está claro que no se puede generalizar. Además esto que escribo tan sólo es mi sincera opinión, derivada de mi experiencia y de lo que he observado durante los años de profesión.IMG_20140325_180048-636x310

Soy médico. Conozco muchos amigos, compañeros, colegas… que también lo son. Y creo que no me equivoco demasiado cuando digo que la mayoría de los médicos no sabemos apenas nada sobre nutrición humana. Sabemos de bioquímica, biología… pero, ¿de nutrición? bien poco. De hecho, nutrición no es siquiera una asignatura obligatoria durante la carrera (al menos cuando yo la estudié; y creo que no ha cambiado…). Con suerte, en alguna facultad se trata de una asignatura optativa. Por supuesto, habrá médicos que sepan mucho sobre el tema; aquellos en los que su especialidad o práctica diaria esté íntimamente relacionada con la nutrición. Pero la gran mayoría de nosotros, no.

Durante años di por supuesto que las recomendaciones dietéticas que había aprendido en la facultad, sin siquiera cuestionarme su validez, eran las correctas y que eran verdades “irrefutables”. Y desde ese desconocimiento me atrevía a dar consejos nutricionales a cualquiera que me los pidiera, pensando que hacía lo correcto. Estaba muy equivocada.

Actualmente estoy aprendiendo muchísimo sobre nutrición (¡y lo que me queda!). He descubierto un mundo apasionante en este tema. Y cuanto más aprendo, más difícil me parece dar un consejo nutricional, y menos de forma generalizada para todos igual.

Con esto simplemente quiero hacer una reflexión.

Los médicos deberíamos ser muy conscientes del “poder” de la bata blanca al dar cualquier tipo de consejo, en este caso en relación a la nutrición. Es una gran responsabilidad. No por ser médicos debemos dominar todos los sectores de la salud a la perfección. Es imposible mantenerse actualizado en todas las áreas. Es bueno reconocer nuestras limitaciones y poder derivar a otros profesionales (médicos o no) que estén mejor formados en la materia, antes de dar consejos a la ligera.

La nutrición tiene un impacto importantísimo en la salud. Por ese motivo, tan sólo los profesionales bien formados y actualizados en el tema deberían ser los que dieran consejo en ese sentido.

Así que, hablando de nutrición, aunque su médico le haya aconsejado algo, puede no tener razón.