Blog Page Title

Quienes toman largas siestas serían más propensos a morir jóvenes

Dormir siesta es considerada una práctica beneficiosa por los expertos e incluso algunos países permiten a sus trabajadores hacerlo en medio de la jornada laboral para paliar el cansancio y el estrés. Sin embargo, cuando estos descansos sobrepasan los límites normales pueden ser señal de un problema.

Eso se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge, quienes establecieron que quienes duermen más de una hora de siesta diaria son un 32% más propensos a morir antes de tiempo.

El informe se basó en los datos de la Investigación Prospectiva Europea sobre Cáncer, un sondeo integral de la salud que consideró a más de 25.000 hombres y mujeres del Reino Unido, cuyas edades fluctuaban entre los 40 y los 79 años. De los participantes, 16.000 respondieron preguntas sobre sus hábitos de siestas durante el día, y luego se dividieron en aquellos que dormían menos de una hora y más de una hora, y los que no tomaban siesta.

13 años después, los participantes que tomaron siestas de más de 60 minutos tenían un mayor riesgo de muerte por diversas causas, como enfermedades del corazón, cáncer y enfermedades respiratorias, según recogió el portal de noticias de salud Medical Daily.

Estos resultados se mantuvieron incluso después de considerar la edad, el sexo, la clase social, el nivel educativo, la situación laboral, el índice de masa corporal, el nivel de actividad física, si fumaban o consumían alcohol, si tenían depresión, si ingerían medicamentos, cuánto dormían por la noche y si padecían enfermedades preexistentes.

Los expertos señalaron que el estudio no prueba la causalidad, por lo tanto, no descartan que la causa probablemente sea alguna condición no reportada por los participantes.

“A pesar de una serie de condiciones preexistentes de salud y el uso de medicamentos que se consideró en este estudio, no podemos descartar que nuestros resultados pueden explicarse en parte por los efectos de otros problemas de salud no diagnosticados o medicamentos no incluidos en este estudio, que podrían causar fatiga diurna o sueño”, escribieron.

Por lo tanto, si estás durmiendo siestas demasiado largas, es importante que consultes a un especialista, porque podría ser signo de algún problema de fondo más grave que simple cansancio.

http://www.biobiochile.cl/