Blog Page Title

Exgenerales creen que juicio es un “ataque” a las FF.AA

Publicado el 2014/06/05 por AGN

Exgenerales creen que juicio es un “ataque” a las FF.AA  - El Mercurio de Cuenca Noticias Tiempo  Ecuador Azuay

EL MERCURIO/QUITO.- Nueve meses después de que la jueza Lucy Blacio incriminó a ocho oficiales (r) de las Fuerzas Armadas por delitos de lesa humanidad, cometidos posiblemente en contra de tres exintegrantes del grupo Alfaro Vive Carajo (AVC), la Asociación de Generales y Almirantes del Ecuador reaccionó para denunciar un “ataque” a la institución.

El caso reunió anteayer al menos a 500 personas, entre militares retirados de las FF. AA. y políticos de oposición al Régimen, en un acto desarrollado en el hotel Marriot de la capital, con el propósito solidarizarse con los procesados y rechazar la acción judicial. El 01 de octubre de 2013 la jueza de la Sala Penal, Lucy Blacio, sustentada en el pedido del fiscal general, Galo Chiriboga, ordenó el arresto de seis generales y tres coroneles en retiro, cuyas edades oscilan entre los 60 y 80 años, en el primer juicio por presuntos delitos de lesa humanidad.

En audiencia pública, Chiriboga presentó cargos contra diez oficiales del Ejército y de la Policía por su supuesta responsabilidad en la tortura, violencia sexual y desaparición forzada en contra de Susana Cajas, Luis Vaca y Javier Jarrín, miembros de AVC, durante el gobierno de León Febres Cordero.

La prisión fue dictada en contra de dos generales que se encuentran en Estados Unidos y de un coronel. Asimismo, dispuso el arresto domiciliario de otros seis oficiales, mientras para otro general se dictó una medida alterna que le impide salir del país.

‘Ataque vil’

Estas acciones indignaron a los miembros del gremio militar, provocando el encuentro al que asistieron exministros de Defensa y exjefes del Comando Conjunto. Para el presidente de la Asociación, Víctor Garcés, esas acciones legales y las acusaciones que se les imputa a sus excompañeros es un “vil ataque” a las Fuerzas Armadas, mientras el exministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, aseguró que “todas esas acciones fueron absolutamente profesionales y ninguna de carácter personal”.

Desde su perspectiva “esas responsabilidades asignadas a la institución y a las Fuerzas Armadas significa que hay que respaldar y defender la institucionalidad”.

“ES INSOLITO”

El coronel Alberto Molina fue frontal y rechazó los procesos instaurados y dijo que lo peor de todo es la acusación de delitos de lesa humanidad. “Esto es insólito y descabellado”, puntualizó, con lo cual no significa que se establezcan responsabilidades porque “si hubo abusos en el combate fue de quienes estuvieron fuera del orden legal y tomaron las armas arbitrariamente”.

A su criterio, es cuestionable “que quienes antes estuvieron al margen de la ley no pueden ser jueces y parte”.

Entre los asistentes estuvieron el exministro de Defensa, José Gallardo Román, así como el coronel y exasambleísta de Sociedad Patriótica, Fausto Cobo.

El proceso judicial se abrió en base del informe de la Comisión de la Verdad creada por el presidente Correa en 2007, la que estaba presidida por la hermana Elsie Monge de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos.