Blog Page Title

Alcantarillado para Sevilla Don Bosco y Santa Ana por medio de la alcaldía de Morona tendría hasta el 70 % de subsidio.

Este jueves se llevó a cabo una reunión de trabajo con Moradores de Sevilla Don Bosco y Santa Ana en el “Centro Intercultural Municipal” con el objeto de explicar los proyectos de alcantarillado pendientes para estos lugares. Roberto Villarreal manifestó que “éste es el momento para atender los proyectos postergados puesto que recibirán un subsidio del 70 % de parte del Banco del Estado.  El riesgo que se tiene es demorar demasiado, porque los subsidios que da el gobierno no serán eternos.

Javier Cortés Director de Agua Potable y Alcantarillado explicó los trámites para la ejecución de estos proyectos pendientes. En la actualidad se tienen los estudios finalizados para el alcantarillado y el terreno para la planta de tratamiento de aguas residuales en Sevilla, por lo que solo haría falta la decisión política de su Junta Parroquial. Santa Ana tiene su propio estudio pero todavía se encuentran pendientes algunos trámites, por lo que este proyecto se lo realizaría posteriormente.

El presidente de la Junta Parroquial de Sevilla Don Bosco Gonzalo Nawech ha manifestado su interés en asumir el crédito para la construcción del proyecto de alcantarillado y la planta de tratamiento, sin embargo el Gerente de la Sucursal Regional 3 del Banco del Estado Paúl Abad Cordero comunicó por medio del oficio 2014-0031-CER3-C-1823 con fecha 04 de junio que “en el momento la capacidad de endeudamiento del GAD parroquial es insuficiente, por lo que se recomienda canalizar el requerimiento financiero a través del GAD Municipal de Morona en virtud a las competencias establecidas en el COOTAD en su art. 55.”

El proyecto de alcantarilla para Sevilla Don Bosco cuenta con el apoyo político de la alcaldía de Morona, además de que con esta decisión no se afectaría los recursos económicos de la junta parroquial puesto que el Municipio asumiría la deuda del Banco del Estado, con la ventaja de que se le daría el subsidio del 70 % por lo que se terminaría pagando el 30% de la deuda global.