Blog Page Title

Mauricio Rodas y Rafael Correa hablaron del Metro de Quito

Quito

EL UNIVERSO/ La noche del pasado martes, a pocas horas de anunciar la necesidad de un diálogo con el Gobierno, el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, conversó con el presidente Rafael Correa durante la cena que ofreció el mandatario en el Palacio de Carondelet en honor al primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

Ayer, Rodas dijo que Correa comparte la preocupación sobre el elevado costo de las ofertas para el metro, lo cual revela, añadió, que los cálculos hechos por la anterior administración respecto a la construcción resultan irreales y superan los 1.500 millones de dólares.

“Fui invitado a la cena y tuve la oportunidad de intercambiar pocas palabras con el presidente y, por supuesto, le señalé nuestro deseo de entablar un diálogo a favor de la ciudad, en beneficio de encontrar las soluciones para este proyecto, pero también respecto a otros temas que son de interés para los quiteños”, dijo Rodas.

Indicó que espera que el diálogo que planteó sea lo más pronto, y que el Municipio de Quito no estaría en capacidad de asumir los excedentes que se registran en las últimas ofertas sobre el costo del proyecto.

“(La administración anterior) Nos dijo a los quiteños que el proyecto iba a tener un costo total de $ 1.500 millones y hemos visto que eso no es verdad y que el proyecto va a tener un costo muchísimo mayor, por tanto, antes estábamos basados en premisas irreales, recién ahora vemos cómo son realmente las cosas”, remarcó.

No mencionó cuál será la decisión que adoptará el Municipio ante el metro, pero dijo que iniciará diálogos con el Gobierno y con organismos multilaterales. “Si la administración anterior se equivocó en los cálculos, bueno, entonces tenemos que revisar todo lo actuado para encontrar soluciones”, indicó.

Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, planteó al Municipio que declare desierto el proceso licitatorio para construir la segunda fase del metro para Quito, por el alto costo de las ofertas, y recomendó la contratación urgente de un grupo de expertos nacionales y extranjeros para que realicen una evaluación de este proyecto y se compare con otras alternativas más convenientes.

Señaló que deben ser revisados los estudios contratados con la Comunidad de Madrid y que costaron $ 29 millones, no solo por el hecho de que el presupuesto fue subvalorado, sino que es posible que los estudios de costos de pasajes y pago de inversión se hayan basado en una cifra artificialmente baja.