Blog Page Title

Mafias y familias usan a niños para traficar con droga

21-07-2014-JUS-mafias y familias usan a ninos para traficar drogas_508323b44eb5b5aca398b83e36914a06

La presencia de un niño de apenas 8 años deambulando por el bulevar de la 24 de Mayo, en el centro de Quito, llamó la atención de un policía motorizado que se detuvo para ayudar al pequeño por si estaba perdido. Al acercarse y preguntarle, respondió: “estoy esperando a la señora”.

Enseguida el uniformado notó que dentro de la pequeña mochila que cargaba, habían fundas plásticas. Y al revisarlas de cerca constató que se trataba de 800 dosis de cocaína. Volvió a preguntarle al niño por sus padres, pero no dijo nada; enseguida la Policía especializada en niños y adolescentes condujo al infante hasta la Unidad de Flagrancias, donde horas más tarde se acercó la abuela del menor y se lo llevó. “Su mamá está detenida por robo y el papá también está preso por tráfico”, dijo la mujer.

El coronel David Ortega, jefe Antinarcóticos de Pichincha, explicó que hicieron el seguimiento del caso y a los 2 días lograron ubicar a Narcisa M., alias ‘La China’, quien utilizaba al menor  para que lleve el alcaloide.

Los agentes determinaron que esta mujer presuntamente reclutaba niños y adolescentes para el microtráfico y pagaba a los parientes $ 10 diarios.

Además, durante el allanamiento al domicilio de ‘La China’, ubicado en el sector de La Colmena, decomisaron 633 gramos de marihuana repartidos en 2.400 dosis.

El problema es que “últimamente  hay más menores que están siendo usados para llevar droga, porque saben que son inimputables”, manifestó el oficial.

Los expendedores guardan las dosis con los niños, cuando llega un comprador llaman al pequeño que entrega el alcaloide a cambio del dinero acordado con el traficante, de esta manera eluden las capturas.

Según los datos de la Dirección de Antinarcóticos a nivel nacional, en 2013 fueron detenidos 941 menores; mientras que de enero a julio de este año, 673 fueron capturados  involucrados en microtráfico.

La Policía no discrimina las cifras por edades, ya que los niños que son sorprendidos con estupefacientes no pueden ser procesados hasta los 12 años y siempre son entregados a sus familiares, en el caso de los huérfanos, son llevados a una casa hogar.

Los traficantes abusan de eso y muchas familias utilizan a sus hijos. “También utilizan embarazadas para la venta, ya que la ley impide que sean encarceladas, pero  ahora las mujeres en estado de gestación son enviadas a sus domicilios con vigilancia policial hasta que puedan enfrentar el proceso, lo cual de cierta manera bajó la incidencia”, explicó Ortega.

Martha Reino, fiscal de la Unidad de Menores Infractores, señaló que existe un vacío institucional y legal en el caso de los niños que son utilizados por adultos para cometer delitos como el narcotráfico.

“No hay ninguna institución que haga supervisión de los casos de niños usados para delinquir, en el caso de la Dinapen solo actúa hasta que el menor de edad sorprendido sea entregado a los parientes, pero no existe un seguimiento para que no sean utilizados de mala manera”, explicó.

La fiscal dijo que cuando la policía comprueba que hay maltrato infantil, los rescata y los lleva a orfanatos autorizados por el  MIES, pero cuando se involucran en delitos, los devuelven a sus padres o familiares más cercanos; la ley no contempla ninguna sanción.

También señaló que en el caso de Pichincha existe incremento de los menores inmiscuidos en delitos. “Diariamente recibimos un promedio de 10 niños apresados por alguna falta, por lo general el 50% es por microtráfico, el resto por robo, hurto o delitos sexuales”, agregó.

http://www.telegrafo.com.ec/