Blog Page Title

Reinaldo Rueda: ‘A Ecuador le queda una base excelente’

marcab2aa200714photo02

El entrenador colombiano con más partidos mundialistas, contando divisiones sub-20 y mayores, ya no es el técnico de Ecuador (desde la noche del martes pasado). Sabía que podía suceder, aunque estaba ilusionado con seguir en virtud de los jugadores jóvenes que aparecieron. Reinaldo Rueda permaneció en Brasil hasta el final de la Copa 2014. “Es muy importante un Mundial, seguimos aprendiendo, sacando conclusiones. Aquí todo es ganancia, cada partido deja enseñanzas”, dijo. Lo entrevistamos en Copacabana, venía de presenciar en Belo Horizonte el histórico Brasil 1, Alemania 7. Comenzamos preguntándole justamente por su situación contractual, la que ya se resolvió unilateralmente a través de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. “Mi contrato terminó en el minuto 95 contra Francia. Quiero seguir. Me motiva la base joven que hay, lo de Renato (Ibarra), lo de (Alexander) Domínguez, lo de (Juan Carlos) Paredes, Frickson (Erazo), Enner (Valencia), todos estos jóvenes. Me ilusiona saber que hay unos doce jugadores con gran proyección y los grandes, que se siguen consolidando. El presidente (Luis Chiriboga) me dijo que quería la continuidad, pero lo evaluarán ellos, yo les dejo las manos libres”, declaró.

Más allá de los resultados y las coyunturas, a Rueda nadie podrá quitarle dos cosas: clasificó con Ecuador a un Mundial –que no es poco– y su seriedad, su capacidad, su don de gentes.

Usted está ilusionado, pero en Ecuador las críticas fueron demoledoras hacia la actuación en este Mundial.
Lo tengo claro. Como le dije al ingeniero Chiriboga: si Bolillo (Gómez), que fue Dios, salió mal de aquí (de la Tricolor), si Luis Fernando (Suárez), que llegó a lo máximo con Ecuador en Alemania 2006, salió también mal, a mí que no me quisieron desde el momento que me anunciaron. Hay que ser conscientes, yo no quiero ser una presión para la Selección.

Ahora que ha tomado unos días de distancia, ¿cómo evalúa la participación de Ecuador en Brasil 2014?
Creo que aceptable, aunque uno siempre quiere más. Lo dije desde un comienzo, era un grupo (el E) complejo, incluso por el ranking de la FIFA. Matemáticamente era el tercer grupo más difícil del Mundial. Primero el de Costa Rica, Italia, Inglaterra y Uruguay, y segundo el de Alemania, Ghana, Estados Unidos y Portugal. Y el más fácil, supuestamente, el de Argentina ¿no…? Fíjese el partido tremendo que le hicieron nuestros rivales de grupo (los suizos) a los dos finalistas: Francia a Alemania, que le gana apenas por un cabezazo de Mats Hummels, y Suiza a Argentina, que recién en suplementario hace el gol en esa jugada de Lionel Messi y Ángel Di María.

Eso en cuanto al contexto general de la competencia, ¿y yendo propiamente a Ecuador?
Teníamos proyectado algo mejor, no se dio y bueno. Argelia, Grecia, Estados Unidos y Nigeria con cuatro puntos cada uno clasificaron a octavos de final, a nosotros no nos alcanzó. Pienso que no coincidieron los tiempos de algunos jugadores en relación con su rendimiento en los clubes. A veces no alcanzan los partidos de preparación para tomar el ritmo que no han tenido en los últimos seis meses.

Eso porque algunos terminan bien, otros no, unos vienen jugando, otros vuelven de alguna lesión…
Exacto. Pero no nos pasaron por encima ni Suiza ni Francia; con Honduras fue un partido más luchado que jugado, y se resolvió bien. Y bueno, creo que hicimos un torneo decoroso con una generación que tenía muy poca experiencia mundialista.

¿Cómo vio ese fatídico minuto 93 del partido con Suiza?
Son accidentes del fútbol, que lo analizamos con el grupo. Fueron cuatro eventos en uno. Minuto 92 con 36 segundos, se recupera un balón en buena posición y nos traiciona la emoción. Quisimos rematar a Suiza, teníamos con qué. Primero, Antonio (Valencia) podía definir y prefiere pasarla, porque él tiene esa característica de poner pases gol. Por eso yo siempre digo, quiero que (Jefferson) Montero sea más colectivo y que Antonio sea más egoísta. Que Antonio se vuelva goleador y que Montero pase mejor y centre mejor el balón. Por eso Antonio hace lo que más siente, y le pone el pase a Michael (Arroyo). Michael cree que puede desequilibrar y no desequilibra, y luego se queda lamentando. Berhami se recupera y sale con la pelota, (Carlos) Gruezo le hace falta, y (Christian) Noboa, que va a respaldar a Gruezo, como ve que hay falta afloja, pero el árbitro da ley de ventaja, (Valon) Berhami se levanta y hace el pase a (Admir) Mehmedi a la izquierda, y Paredes, que debía estar ahí, no estaba porque se había ido al ataque detrás de Valencia, cuando ya tenía la orden de no pasar la mitad de la cancha. En el minuto 92 se les avisó a los dos laterales que no subieran más, por cualquier cosa, pues ya era la hora. Y (Juan Carlos) Paredes se fue como un avión, parecía que lo quería empujar a Valencia. (risas) Son cosas del fútbol. Una lástima, un partido que si ya no lo podíamos ganar, al menos empatarlo ¿no?

Y al perder el primer partido del Mundial ya el equipo queda condicionado.
Claro… Y venían rivales muy difíciles. Suiza es un adversario muy complicado, fuerte, disciplinado, lo demostró contra Francia, contra Honduras. Bueno, a Argentina lo hizo sufrir, ¿no? Con su táctica.

Fuera de nota manifestaba una satisfacción muy grande con los jugadores tricolores.
Sí, y se los dije a ellos. Es un grupo muy leal, muy noble, lo ha demostrado en los dos años de la eliminatoria, muy comprometido con el trabajo. El hecho de haber terminado frente a Francia con diez futbolistas y haber demostrado la hombría y el carácter que mostró Ecuador lo dice todo.

Lo hemos escuchado elogiar a Domínguez, a Paredes, a Guagua… Denos un concepto de la actuación de cada uno.
A mí no me gusta singularizar, pero hubo hombres que hicieron un buen torneo; a otros no les dieron los tiempos, no coincidieron, al final se equilibró, pero al comienzo faltó ese Ecuador que todos creemos que puede ser, que tiene ese equilibrio para las dos fases del juego. Hubo hombres que cumplieron; por ejemplo la satisfacción por Enner Valencia, un muchacho que no tiene todavía un año en la Selección y logra posicionarse. Y luego, bueno, lo que ustedes, los analistas que llevan años en esto, han visto ¿no?

¿Hubo jugadores en los que la gente tenía depositadas grandes esperanzas y no rindieron, por ejemplo Montero, Antonio Valencia, Felipe Caicedo… ¿qué sucedió con ellos?
La expectativa está en ellos porque siempre han sido los referentes en la parte ofensiva y por lo que significan para el fútbol ecuatoriano actual. Ellos tuvieron semestres irregulares, sin continuidad en sus respectivos clubes por distintos factores, mala suerte con las lesiones. Quizás esto les privó de un mejor nivel futbolístico, y sobre ellos recae la máxima expectativa.

¿Hubo divisiones en el plantel o indisciplinas, como se dijo?
No, no, no. Es un grupo muy noble, con buena comunicación, que siempre se entregó por completo.

Eso es algo que siempre se comenta en Ecuador cuando no se da un resultado, aparecen los fantasmas. Y esta vez menos que menos, es un grupo con mucha armonía, compañerismo.

¿Quiénes son las voces cantantes de este plantel, quiénes son los líderes?
Bueno, Antonio (Valencia) por todo lo que significa, como referente, por todo lo que es querido por sus compañeros. Segundo Castillo, un líder excelente; el ingeniero Chiriboga aprobó (su viaje) y él estuvo con nosotros. Walter Ayoví, quien ejerce otro tipo de liderazgo…

En una charla informal hablaba de que ya Erazo se manifestaba como un líder positivo también.
Sí, Erazo es un hombre muy bien estructurado, inteligente, ha crecido mucho en estos tres años, y seguro su paso por el fútbol brasileño lo ha hecho madurar. En el futuro va a imponerse porque tiene carácter, tiene condiciones. Aparte posee una condición técnica excepcional, un jugador fino, inteligente, tiene mucho para crecer. Yo le digo que a veces tiene que tener un poquito más de malicia, y si en un momento debe tirarla a la tribuna, pues tirarla.

Habló de varios jóvenes interesantes sobre los que se puede estructurar la nueva selección. Mencionó a Enner Valencia, Paredes, Erazo, Domínguez, Ibarra…
Seguro, creo que ese es el gran patrimonio del fútbol ecuatoriano. Fue una apuesta que pensé que no iba a plasmarse tan prematuramente, pero ahí están. Hay una columna vertebral importante, de hombres que por rendimiento, por lo que han acumulado, por edad soportan dos eliminatorias más con fortuna, con buen comportamiento. Están los arqueros, Domínguez, (Máximo) Banguera, (Adrián) Bone… Paredes, Erazo, (Fernando) Gaibor, que si hubiera avisado antes (del amistoso con Australia) de su lesión hubiese jugado el Mundial… (Christian) Ramírez, que está en Alemania, Ibarra, Gruezo, (Oswaldo) Minda, que es un obrero, jugador 500 por ciento de selección… Por supuesto Enner, el mismo Marlon De Jesús… Joao Rojas, que le falta consolidarse…

Y por supuesto Jefferson, Antonio… Jefferson tiene 24 años, tiene para dar mucho todavía. Y hay varios jugadores que participaron del Mundial sub-20 de Colombia y del Mundial sub-17 de México que se pueden recuperar para la Selección. Pasa que a muchos no le coincidieron los tiempos, pero de cara al futuro hay un excelente material.

http://www.eluniverso.com/