Blog Page Title

Correa analizará con la UE la extensión de beneficios arancelarios

Rafael-Correa-elec_1391807c


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció este miércoles que se reunirá con el titular del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, este jueves en Bogotá, para analizar la extensión de preferencias arancelarias a su país, tras el acuerdo comercial alcanzado con la UE.

Correa hablará con Van Rompuy en el marco de la posesión del gobernante colombiano Juan Manuel Santos para un segundo período.

“Conversaremos para ver cuándo ya se pueden anunciar las cosas (sobre el acuerdo) y, sobre todo, para la extensión de las preferencias arancelarias, que también se negoció”, manifestó Correa en declaraciones a la prensa en la localidad de Santo Domingo (centro).

Agregó que tomará dos años que el Parlamento Europeo apruebe el pacto alcanzado en julio, y que según Quito no será un Tratado de Libre Comercio (TLC) como el suscrito por Colombia y Perú con los europeos. El sector exportador ecuatoriano aspira aumentar en al menos 500 millones de dólares sus ventas a la UE (Unión Europea).

“Solo después de dos años tendríamos las ventajas arancelarias que da el acuerdo. Entonces, la idea, se negoció eso, se acordó, lo vamos a ratificar en esta reunión, (es) que mientras se discute el acuerdo ya nos beneficiemos con esas preferencias arancelarias”, expresó el gobernante ecuatoriano.

Al margen del pacto, Ecuador dejará en diciembre próximo de beneficiarse de las preferencias arancelarias otorgadas por la UE, uno de sus principales compradores de productos no petroleros, debido a que ya es considerado un país de renta media alta.

Un 60% de las exportaciones ecuatorianas gozan del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP, por su sigla en inglés). Un 30% corresponde a banano, para el que el acuerdo dará un trato especial.

En enero, la UE y Ecuador retomaron las negociaciones tras una pausa de cuatro años y luego de que Quito se alejara de las conversaciones conjuntas del bloque comunitario con Colombia y Perú, que se adelantaron a suscribir acuerdos comerciales.

Correa añadió que el gobierno “logró grandes ventajas con respecto a otros países” en cuanto a compras públicas, a través de las cuales el Estado contrata principalmente con medianas y pequeñas empresas, y al tiempo que tendrá la industria nacional para ajustarse a las nuevas reglas de competencia.

Entre enero y mayo de 2014, Ecuador registró ventas a la UE por 1.290,3 millones de dólares y compras por 1.096,8 millones, según el Banco Central ecuatoriano.

http://www.eluniverso.com/