Blog Page Title

Las ollas para nuevas cocinas se pagarán en 3 años

07-08-14-ECONOMIA-OLASINDUCCION_5101e8656578bb45a93a4657f41be1cf

En el proceso de sustitución de las cocinas de gas licuado de petróleo (GLP) por las de inducción se encuentra la fabricación de las ollas. El Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) calificó a 7 empresas para elaborar los utensilios para este tipo de cocinas.

Las compañías son Indalum, Cuenca; Umco, Countencil, Electrococ y Fundireciclar, Quito; Indalro, Quito; y la Asociación de Fundidores de Metal del Ecuador.

Según el Mipro, el kit estará compuesto de 3 ollas y una sartén con sus respectivas tapas y tendrá un costo de $ 35. La intención es cubrir la demanda de más de 3 millones de kits que se requieren en la primera etapa de introducción de las cocinas de inducción en el país.

El subsecretario de Desarrollo Industrial del Mipro, Alexis Valencia, indicó que los fabricantes calificados deberán prepararse para ser parte del programa y tener listos los aparatos, en percha, hasta finales de agosto.

Los fabricantes

Fernando Chávez, representante de la empresa Fundireciclar, sostuvo que harán un estudio hasta diciembre sobre cómo ha respondido la ciudadanía a la propuesta del Gobierno y cuál es la demanda de las ollas para determinar el proceso que seguirán para su fabricación.

Dijo que harán un análisis porque la inversión es alta (no precisó el monto) y deben ver qué respuesta habrá de parte de los ciudadanos para llevar adelante la producción.

Sin embargo, adelantó que el kit (3 ollas y un sartén con sus tapas) costará $ 70, es decir, el doble de lo que el Gobierno estableció, que fue de $ 35.

“Hay que tomar en cuenta qué es lo que quiere el cliente, nosotros estamos en capacidad de ofrecer ollas con acabados que no solo sirvan para la cocina, sino también para que sean expuestas en la mesa, es decir, llamativas, pero todo representa una inversión, por tanto un costo superior a lo que determinó el Gobierno; es por eso que necesitamos ver cómo irá el mercado”, aseveró Chávez.

Para Alirio Rosales, de la empresa Indalro, ellos trabajan para iniciar el proceso de entrega de las ollas de acuerdo a lo acordado con el Mipro, y a finales de agosto estarán listos los utensilios.

Precisó que en su caso, la propuesta de los kits de ollas será de $ 40.

La empresa podría fabricar entre 1.500 y 2.000 kits para que sean entregados junto con las cocinas de inducción. Esta fábrica implantará en las ollas de aluminio el disco magnético, para que funcionen en las cocinas de inducción.

Mientras que Vicente Adum, de Kafermetal, señaló que han avanzado el 90% en el proceso de fabricación de las ollas, que solo falta finiquitar pequeños detalles en cuanto a matricería y procesos de manufactura.

Tienen previsto arrancar con 5.000 kits mensuales y aumentar progresivamente hasta febrero del próximo año, cuando se podrían entregar 40.000 sets al mes. La inversión es cerca de $ 300.000.

“Habíamos previsto iniciar a fines de agosto con 5.000 kits/mes. Sin embargo, nuestro interés de llegar al más alto grado de integración posible nos obliga a una fabricación intensa de troquelería y dispositivos especiales. Y considerando las complicaciones relacionadas a la disponibilidad y demás trámites en la importación y/o adquisición local de materia prima, estaríamos en capacidad de iniciar entre la primera y segunda semana de octubre”, aseveró el funcionario.

Tipos de ollas

Tres categorías de ollas se comercializarían. Unas de acero íntegro, otras mixtas, es decir, una mezcla con el cuerpo de aluminio y la base de acero; y otras de hierro. Los precios son diferentes dependiendo el material.

Las de acero costarán desde $ 35, mientras que las de hierro, que implican un proceso artesanal, pueden ser de más del doble de ese valor y las mixtas podrían ser más baratas. Las ollas de hierro enlozado sí servirían para cocinar en las estufas de inducción.

No sirven las ollas actuales

Las ollas que se usan al momento no son adecuadas para las cocinas de inducción, debido a que el utensilio requiere tener una base magnética (imantada), que es el conductor del calor para cocer los alimentos.

Expertos recomiendan que con un imán se puede verificar las ollas que sirven para el nuevo sistema. Si el imán se adhiere a la olla significa que se la puede usar para la cocción.
También hay en el mercado adaptadores para las ollas.

http://www.telegrafo.com.ec/