Blog Page Title

Oficialismo en Ecuador cree que el nuevo código penal revolucionará la justicia

Ecuador

La legisladora Paola Pabón destacó la inclusión de nuevos delitos en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) como el feminicidio, el maltrato a animales, la violencia intrafamiliar y el llamado “secuestro express”, que no se tipificaba en la antigua legislación.

Sectores de oposición han expresado su temor de que con la entrada en vigor del COIP, el Estado alcance un mayor nivel sancionador.

  • Dom, 08/10/2014 – 15:49
El oficialismo en Ecuador asegura que el nuevo Código Orgánico Integral Penal (COIP), que entró este domingo en vigor, “revolucionará la justicia”, pese al temor de la oposición que considera que la normativa dará un mayor nivel punitivo al Estado.

“Es la primera vez que se integran 700 normas penales dispersas en toda la legislación” en un sólo cuerpo legal que, además, tipifica nuevos delitos de la época actual, aseguró este domingo a Efe la legisladora Paola Pabón, del oficialista movimiento Alianza País.

Recordó que la Asamblea Nacional (Parlamento) aprobó en febrero pasado el COIP tras un largo debate que, entre otras cosas, intentaba armonizar la “dispersión absoluta” de las normas penales en otros códigos y leyes.

Por ejemplo, dijo Pabón, el código mercantil o la ley de salud establecían sanciones punitivas que no constaban en el antiguo cuerpo penal, lo que se convertía en un laberinto para la administración de justicia.

Sin duda, aseguró, “se ha mejorado” la normativa, lo que también facilitará la aplicación de la ley a los “operadores” o administradores de justicia.

Pabón no ocultó que el COIP ha generado preocupación entre la población por la tipificación de nuevos delitos como la mala práctica profesional, aunque señaló que esas inquietudes han sido resueltas a lo largo del debate parlamentario.

Destacó la inclusión de nuevos delitos como el feminicidio, el maltrato a animales, la violencia intrafamiliar y el llamado “secuestro express”, que no se tipificaba en la antigua legislación.

“Las sociedad evolucionan y también hay una evolución del delito”, por lo que, “sin duda, es un paso importante y es un avance” la actualización de la normativa penal, remarcó la asambleísta.

“Este es un código penal que se lo ha querido ver como punitivo”, por parte de la oposición, pero, por el contrario, la Asamblea Nacional “ha trabajado mucho en buscar la proporcionalidad de las penas”, añadió Pabón.

Por contra, sectores de oposición han expresado su temor de que con la entrada en vigor del COIP, el Estado alcance un mayor nivel sancionador y perjudique, incluso, a la libertad de expresión u opinión en el país.

La organización no gubernamental Fundamedios, que ha sido crítica al Gobierno, ha expresado su temor de que el COIP pueda convertirse en “una herramienta de persecución de ciudadanos críticos con el poder”.

Para esa fundación, el nuevo código penal deja abierta la aplicación de la justicia a la interpretación de los magistrados, lo cual, según Fundamedios, podría resultar “peligroso” en un sistema judicial cuestionado por la oposición ante su supuesta falta de independencia.

Pabón, no obstante, critica esa visión y asegura que el COIP contribuirá a resolver una de las grandes preocupaciones de la población como es la inseguridad.

El nuevo código “no resuelve el problema” de la inseguridad, pero “sin duda que ayuda” a combatirla. “Los ciudadanos honestos, que actuamos en el marco de la ley no debemos temer” a la justicia, apostilló la legisladora.

autor

EFE