Blog Page Title

Los habitantes de Cerro Negro y Dagnia empiezan a beber agua potable  

PUCARA

Alrededor de 600 familias de las comunidades Dagnia y Cerro Negro, al sur del cantón azuayo Pucará, desde esta semana tienen en sus casas agua potable, luego que el Banco del Estado (BdE) y el Gobierno Autónomo Municipal (GAD) inauguraron la planta de agua en beneficio de los habitantes.

Pucará

En medio del verdor de montañas y del sembrío de maíz y papas aparece la comunidad Cerro Negro, ubicada a 20 kilómetros al sur del cantón Pucará. A pesar que Cerro Negro se baña con las aguas de la cascada del mismo nombre y del río Gigantones, gran parte de sus habitantes, desde hace más de 10 años, migraron a la cabecera cantonal por falta de agua para el consumo y riego de sus sembríos, cuenta Euclides Narváez, presidente de la Junta de Agua de la comunidad Cerro Negro.

El dirigente explica que el clamor de sus habitantes era contar con un sistema de agua que les permita a sus habitantes no abandonar sus terrenos, “Desde hace más de 6 años contábamos con un sistema de agua  entubada, que llegaba a las casas esporádicamente a la semana y por horas contadas” cuenta Narváez.

Necesidad de agua potable

Las comunidades Cerro Negro y Dagnia, se dieron la mano para trabajar juntas para obtener agua potable, desde hace cinco años que intentaron construir una planta de agua. Este problema terminó para las más de 330 familias de la Comunidad Cerro Negro, y 220 familias de Dagnia, que desde esta semana utilizan agua completamente potable.

Luis Saraguro, presidente del  Comité Pro mejoras de la Comunidad Cerro Negro, cuenta que era urgente  la necesidad de tener agua potable en estas dos comunidades ya que los niveles de enfermedades empezaba a asustar a los dirigentes “Cada semana teníamos que contratar camionetas para llevar a niños al sub centro de salud que se encuentra en la parroquia San Rafael que está a una hora de la comunidad, por eso nos daba recelo tomar el agua entubada” dice el dirigente.

Banco del Estado financió la construcción del Sistema de Agua Potable

La construcción del Sistema de Agua Potable para las dos comunidades rurales fue financiada por el Banco del Estado (BdE) que transfirió al Gobierno Autónomo Municipal de Pucará la cantidad de 349.609 dólares, de los cuales el BdE entregó un crédito no rembolsable, es decir un crédito al que el municipio no tendrá que devolver, por un monto de 261.927 dólares.

“Muy bien por el Banco del Estado, le tenemos mucha gratitud a la institución que nos dio una mano con el financiamiento para que ahora tengamos agua potable” indicó Euclides Narváez, presidente de la Junta de Agua. Inmediatamente luego de la inauguración del sistema de agua potable el presidente de la Junta cuenta que empezarán a analizar un proyecto de alcantarillado y control de las aguas servidas, que esperan que el BdE los financie, ya que este tema también les causa dolores de cabeza.

Bienestar para los habitantes

María Rosa Sucunota, habitante de la comunidad Dagnia, muestra que desde esta semana ha dejado las preocupaciones al abrir la llave de su casa, ya que hasta hace un mes sus dos hijos de siete y nueve años de edad, se enfermaron por el agua no tratada que ingerían. “Mis hijos se enfermaron porque no hirvieron el agua antes de tomar, ahora ya no tenemos este problema porque ya tenemos agua potable”.

FUENTE BEDE CUENCA