Blog Page Title

Primo de extitular del CJT no habla de obras

pr03u090914photo02

“No puedo hablar” alcanzó a decir en voz baja Patricio Naranjo Molina, primo del extitular del Consejo de la Judicatura de Transición (CJT), Paulo Rodríguez, cuando la mañana de ayer ingresaba a la Dirección Provincial del Consejo de la Judicatura (CJ) en Guayaquil y se le solicitó una entrevista.

Acompañado de una funcionaria de la entidad, que guardias identificaron como Verónica Perugachi, coordinadora del CJ, Naranjo no respondió cuando se le preguntó sobre su participación como superintendente y responsable de las remodelaciones de los edificios del Registro Civil del sur y del Palacio de Justicia de Guayaquil. Ambas obras las dirigió cuando su primo Paulo Rodríguez se desempeñaba como director del Registro y presidente del CJT. Este último cargo lo asumió Rodríguez en delegación del mandatario Rafael Correa. El actual presidente de la Judicatura es Gustavo Jalkh, exsecretario del mandatario.

Patricio Naranjo es primo en segundo grado de Rodríguez. Además de Naranjo, otros cuatro parientes de Rodríguez pertenecieron a la compañía C&C Constructores, que por $ 20,8 millones remodeló el Palacio.

“Ni el pleno del Consejo ni ninguno de sus miembros participó jamás en la selección de proveedores”, señaló Rodríguez por escrito a este Diario, pues no aceptó una entrevista.

Naranjo también se mantuvo en silencio ayer cuando se le consultó si había participado en otras construcciones del CJT.

Semanas atrás, César Tumbaco Quispe, procurador común de un centenar de obreros que reclaman sus liquidaciones a contratistas judiciales, identificó a Patricio Naranjo como su jefe directo en la remodelación del Palacio y en las unidades o juzgados de Tulcán y Luque, Albán Borja y de Samborondón.

“Él era el que nos contrataba, siempre ha estado al mando él”, afirmó Tumbaco, y dijo que Naranjo también dirigió la remodelación de las oficinas de la Judicatura provincial en el edificio de la Bolsa de Valores en Guayaquil, obra contratada por $ 545.000 con José Guevara Pérez, en el 2012. Aunque Guevara lo negó, cuatro obreros confirmaron la versión de Tumbaco.

Al director de la Judicatura Provincial, Bolívar Vergara, se le consultó sobre la presencia de Naranjo en la entidad, pero respondió: “Lo desconozco”.

Este Diario contactó ayer a Guillermo Tafur Avilés, excoordinador de Infraestructura Civil del CJT, pero nuevamente rechazó una entrevista. “Yo ya no tengo nada que ver con la Judicatura, diríjase a los voceros oficiales, empezando por el señor Gustavo Jalkh, ellos son los voceros oficiales”, indicó.

Tafur trabajó a órdenes de Paulo Rodríguez en el Registro Civil y también fue funcionario del CJT cuando este era su presidente. Más tarde, Tafur pasó a la Secretaría de Contratación de Obras (Secob), entidad encargada de ejecutar los contratos del sector público.

http://www.eluniverso.com/