Blog Page Title

La recuperación del dinero y celulares robados sí es posible

11-09-14-justicia-recuperacion-dinero-celulares_19d514ff2d790be18dbaab877e251b94

El afectado debe dar hasta la mínima información y estar dispuesto a colaborar con las autoridades para identificar y ubicar a los delincuentes.

Las denuncias por el robo de pertenencias pasan a la unidad para Descubrir a Autores, Cómplices y Encubridores (DACE), de la Fiscalía General del Estado, esto significa que todo acto delictivo es investigado, aunque parezca mínimo.

Pero muchos ciudadanos desconocen esto, y por ello, en un tiempo aproximado de 4 meses, los expedientes son enviados a un archivo temporal.

‘Fernando’, víctima de asalto en un bus, relató que denunció el hecho en la Unidad de Flagrancia de Guayaquil, allí explicó lo sucedido y dejó algunos de sus datos personales, pero no sabía que un fiscal iba a indagar. Jamás recuperó sus cosas.

“Nunca me llamó ninguna autoridad para pedirme más datos o decirme que era imposible encontrar a los delincuentes, pensé que eso quedaría ahí. No sabía que tenía que ir a la Fiscalía para ver cómo iban las investigaciones, solo denuncié para evitar que usaran mis papeles y celular en alguna pillería en la que luego resulte involucrado”, narró.

Algo opuesto pasó con ‘Piedad’, quien tenía $ 12.000 en su cuenta de banco y fue víctima de robo por medios electrónicos. Aunque presentó la denuncia, sus esperanzas de recuperar el dinero eran escasas, sin embargo, le dio seguimiento.

El fiscal Stalin Naranjo, coordinador de la DACE, investigó el caso y descubrió que hicieron transferencias de $ 4.000 a otras cuentas y el resto lo sacaron vía cajero automático, durante 3 días.

Con respecto a lo segundo, Naranjo manifestó que los bancos locales proporcionan entre $ 200 y $ 300 por día, es decir, que era imposible retirar $ 8.000 en 72 horas.

Naranjo solicitó ciertos datos a la institución financiera y  detectó que su sistema informático fue vulnerado, la entidad reconoció la falencia y se vio obligada a reintegrar la suma a la afectada, porque es su deber asegurar el patrimonio de sus clientes.

Pero el fiscal aclaró que las cosas no quedarán ahí, el proceso sigue abierto, pues si los tipos retiraron el dinero usando el cajero, quiere decir que clonaron la tarjeta de débito y ahora están en un proceso de identificación y localización. Acotó que de 10 casos de este tipo (entre 2013 y 2014), 8 víctimas recuperaron su patrimonio.

Sobre los celulares, Naranjo mencionó que sí han recuperado varios (no precisó la cifra): “Hemos encontrado teléfonos robados que tenían sistema de rastreo satelital o IMEI (Identidad Internacional del Equipo Móvil), que se activan cuando encienden el equipo”.

La DACE fue creada (enero de 2013) para descubrir a los responsables de un delito, pero para ello se necesita que las víctimas proporcionen toda la información posible y muestren interés por seguir con el proceso, caso contrario se archivará provisionalmente, a los 4 meses, y de manera definitiva, luego de 1 año.

Naranjo dijo que, al momento de presentar la denuncia, a más de narrar todos los detalles del incidente, el afectado debe suministrar algún número telefónico o correo electrónico para contactarlo. A la DACE ingresan -en promedio- 40 denuncias por día, de ellas, aproximadamente 23 quedan en abandono por el afectado.

Funcionamiento de la DACE

A base de esa información, la unidad efectúa tareas administrativas y operacionales para encontrar a los delincuentes.

El personal administrativo tramita las primeras diligencias, es decir, solicita videos al ECU-911 y Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil; gestiona peritajes, reconocimiento de evidencias en el lugar de los hechos; si se trata de falsificaciones, usurpación de identidad o delitos informáticos, pide los datos necesarios a las instituciones (bancos, casas comerciales, empresas, entre otras).

La parte operativa analiza lo referente a modalidades del hecho ilícito, horas en que se cometieron, fechas, sitios y perfiles de las víctimas y elabora un mapa delictivo.

Un investigador explicó que todos los datos sirven, incluso los de las denuncias en abandono, porque con ellos ‘atan cabos’, al punto de que más de una vez empezaron buscando a un carterista y terminaron localizando a bandas organizadas.

Sobre esto, Naranjo indicó que hace unas semanas identificaron a varios integrantes de una banda de secuestradores exprés que operaba en los principales centros comerciales del norte de Guayaquil, quienes ahora permanecen en prisión preventiva y se los investiga por delincuencia organizada.

El coordinador de la DACE explicó que las capturas se efectúan cuando tienen suficientes elementos para asegurar que los delincuentes enfrentarán un proceso penal.

Para ello, cuentan con el respaldo del personal de agentes de las unidades especiales de la Policía Nacional (asignadas, según el tipo de delito), que siguen por semanas a los sospechosos. “Con anticipación contactamos a quienes denunciaron hechos similares y a los fiscales que investigan para que, de ser el caso, el proceso penal tenga mayor sustento”, manifestó Naranjo.

DATOS

La DACE investiga robos de todo tipo (incluso de vehículos), amenazas, intimidaciones, falsificaciones, apropiaciones ilícitas y microtráfico (en ocasiones).

No indaga delitos contra la vida, violencia sexual o narcotráfico. Tampoco, participa en instrucciones fiscales, solo formula cargos y los expedientes se designan a las unidades correspondientes, salvo excepciones.

La unidad (que actualmente opera en Guayas y Pichincha) trabaja con grupos especiales de la Policía Nacional: Brigada Anticriminal, de Automotores, de la Propiedad, entre otras.

http://www.telegrafo.com.ec/