Blog Page Title

Ecuador registra más de 300 juicios de alimentos por día

17-09-14-justicia-juicioalimentos_c8a3b027ffabdb813682b28d2990e612

Pablo O. no tuvo problemas con su expareja y madre de su hijo, que ya cumplió 5 años, hasta que entró a trabajar en una dependencia pública, el sueldo que le asignaron como asesor legal superaba los 2.500 y a los pocos meses recibió la demanda para fijar una pensión alimenticia.

Acudió al proceso y trató de llegar a un acuerdo de pago, pero la otra parte no aceptó conversar, “al final el juez dispuso una pensión de $ 1.200, “traté de pedirle que sea rebajada, ya que mantengo a mi madre enferma, pero no me la concedieron”.

Este tipo de demandas tramita a diario Roger Cusme, juez de la Unidad Novena de la Niñez y Adolescencia de Pichincha, “solo en mi despacho recibo en promedio 6 juicios de alimentos al día”.

Los juzgados de la Niñez y Adolescencia del país en 2013 receptaron un promedio de 354 juicios de alimentos al día, mientras que hasta junio de este año el promedio fue de 304 diarios.

Según los datos del Consejo de la Judicatura, los juzgados de la Niñez y Adolescencia del país tramitaron de enero a junio de este año alrededor de 54.877 juicios de alimentos, la mayor cantidad se concentró en Guayas, donde se presentaron 12.457 juicios, seguido de Pichincha con 7.221, Los Ríos 3.483 y Manabí 3.554. En 2013 se presentaron 129.261 juicios de alimentos en el país.

Cusme señaló que la carga procesal más abundante son los juicios de alimentos, “los que pueden durar 21 años, ya que hasta esa edad los hijos tienen derecho a la manutención, además durante ese tiempo hay incidencias de rebaja o aumento de pensiones que son resueltos por el juez”.

Para fijar la cantidad de dinero que se asigna como pensión alimenticia, los magistrados utilizan una tabla aprobada por la Judicatura, la cual hace el cálculo dependiendo de los ingresos del padre en 3 categorías.

La primera referida a la persona que percibe un sueldo básico de entre $ 340 y $ 436 se determina como pensión el 27,2% si es un hijo, 39,67% si son 2 y 52,18% si son 3 o más, del valor de la remuneración.

La segunda a quien gana entre $ 437 y $ 1.090 se descuenta el 33,70% si es un hijo menor de 4 años; 47,45% si son 2 o más y el 49,51% a los mayores de 5 años.

La tercera de $ 1.091 en adelante el descuento para manutención es del 41,36% si el hijo es menor de 4 años y 44,57% de 5 para arriba sean uno o más hijos.

El abogadoJosé Luis Mestanza explicó que no hay manera de reducir la pensión, “solo en el caso de que el padre tenga más hijos en otro compromiso se divide el resultado del monto por partes iguales para cada hijo, lo cual reduciría la pensión asignada a la madre demandante”.

Según la Ley Orgánica de la Niñez y Adolescencia los padres que fallan en pasar el dinero designado como pensión pueden ser detenidos una vez que la madre solicita una boleta de apremio, con la cual la Policía arresta al deudor que es encarcelado hasta que pague.

“Esto es una dificultad añadida, ya que una vez presos los deudores muchas veces pierden el trabajo y las pensiones siguen sin liquidarse”, mencionó Mestanza.

Para resolver este problema, el Ministerio de Justicia firmó un convenio con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), con lo que los detenidos con boleta de apremio pueden acceder a créditos en la entidad con lo cual evitarán la prisión y la manutención de los menores estará garantizada.

El juez Cusme considera que se debería reformar la ley para que la prisión sea el último recurso

http://www.telegrafo.com.ec/