Blog Page Title

El Telégrafo enfrenta tres demandas laborales en su contra

el_telegrafo_de_guayaquil

Editores Nacionales Gráficos (Editogran), empresa editora del gobiernista diario El Telégrafo, a la fecha enfrenta tres demandas por haberes e indemnizaciones laborales en Guayas y una cuarta en Quito ya fue resuelta. Esto, según consta en la información oficial de la Fiscalía.

Una de las demandas en Guayas fue presentada por Maximiliano R.V., montagista del departamento de prensa, que solo habría tenido cuatro días libres al mes y horarios rotativos de lunes a domingo, con una remuneración de 858 dólares mensuales.

El 12 de julio de 2012 habría sido notificado con un visto bueno, según la demanda, con hechos y circunstancias inciertas, indeterminadas, oscuras y fraguadas.

En la demanda reclama el pago de una indemnización por despido intempestivo, bonificación por desahucio, décimo tercer y cuarto sueldos, vacaciones y remuneraciones pendientes de pago de julio, agosto, septiembre y octubre de 2012, más el triple de recargo de conformidad con lo establecido en el artículo 94 del Código de Trabajo.

En el trámite de esta demanda se habría probado que el Reglamento Interno de la empresa, que se utilizó para darle el visto bueno al trabajador, no se encuentra otorgado ante las autoridades de trabajo, esto es, ante el Director Regional del Trabajo, por lo que sus disposiciones reglamentarias no podían surtir efectos legales en contra del trabajador, en todo cuanto se refiere a sanciones, por así establecer el artículo 64 del Código de Trabajo, de acuerdo con la información de Fiscalía.

No obstante, la empresa justificó la solicitud de visto bueno por la supuesta “ineptitud manifiesta del trabajador”, adjuntando llamados de atención sobre hechos que causaron pérdidas económicas a la empleadora, así como pérdidas materiales, en un primer caso valoradas en 900 dólares y en otro, pérdida de dos toneladas de papel.

Actualmente, el caso está en consulta en la Sala Laboral de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, la que deberá pronunciarse en los próximos días.

Un caso similar se presentó con la demanda de Raúl Z.B., a quien también se le dio un visto bueno, atribuyéndole la comisión de un delito y por este hecho también habrían sido despedidos otros trabajadores de la planta del Guayas. El caso también está en estado de resolver.

Caso resuelto en Quito

° En la planta de Quito, la ejecutiva de ventas Ana R.I. habría sido separada de su puesto intempestivamente por haber requerido a su empleador el cumplimiento de sus obligaciones contractuales.

Según el contrato con esta ejecutiva, su remuneración consistía en 500 dólares mensuales, más 200 dólares por movilización y más una variable que debía calcularse en base a una tabla de indicadores establecidos por su jefe inmediato, pero tales indicadores no le han sido reconocidos por lo cual nunca le han pagado por este concepto.

La cuantía de la demanda ascendía a 6000 dólares, pero el Juez Séptimo del Trabajo terminó por reconocerle 4.199 dólares, con lo cual se dio por terminado el litigio laboral.
2
años tiene uno de los casos en Guayas.

http://www.lahora.com.ec/