Blog Page Title

Tome precauciones contra los piojos

-0-20140917091637-3fcbf884815ba1c6ca1bcb9a794ac091A los pocos días de haber iniciado el período escolar en la Sierra hay una gran preocupación que asalta a los padres de familia: los piojos, esos parásitos pequeños que se apoderan de la cabeza, generan una gran picazón y se propagan rápidamente por el contacto cercano con otras personas.

A los pocos días de haber iniciado el período escolar en la Sierra hay una gran preocupación que asalta a los padres de familia: los piojos, esos parásitos pequeños que se apoderan de la cabeza, generan una gran picazón y se propagan rápidamente por el contacto cercano con otras personas.

“La primera impresión es de horror”, indica Alexandra Sandoval, madre de Pamela, una niña de 11 años, que fue contagiada con piojos en la escuela. “Lo primero que hice fue bañarle con champú medicado, revisarle bien, recogerle el cabello en una cola y luego acudir a la escuela para poner en aviso”. Tuvieron la colaboración de la profesora que inmediatamente puso en alerta al resto de padres de familia para que tomen las medidas del caso y “los piojos se fueron”, dice.

Este es un problema que se enfrenta todos los años en los niños de edad escolar, señala por su parte la profesora Patricia Bastidas. En su caso, indica que de forma muy cautelosa habla con los representantes del niño afectado para que realicen el respectivo procedimiento, pero también se dictan charlas de higiene a los padres de familia, sobre todo si son de escasos recursos, y se realizan campañas de aseo y limpieza en el aula.

Peligros

La pediculosis es lo que se conoce como piojos de cabeza. Insectos del tamaño de una semilla de sésamo (entre 2 y 3 mm de largo). Generalmente, con cuerpos claros y grises, aunque el color puede variar.

Los piojos pueden transmitir enfermedades puesto que se alimentan de la sangre, manifiesta el pediatra Fernando Aguinaga.

Por lo general al picar producen comezón que provoca que las personas se rasquen, a veces con tal fuerza, que se provocan heridas en el cuero cabelludo.

Entonces con una lesión expuesta la persona se puede contagiar con estafilococo, una bacteria que ingresa por la herida y provoca una infección; también hay otras bacterias que afectan a la piel y pueden ocasionar fiebres, indica.

Pruebas y exámenes

Los piojos de la cabeza pueden ser difíciles de ver. Es necesario observar con detenimiento. Utilice guantes desechables y examine la cabeza de la persona bajo una luz brillante. La luz del sol o las luces blancas de la casa durante las horas del día funcionan bien para este propósito. El uso de una lupa también puede ayudar.

Aparte el cabello hacia abajo hasta el cuero cabelludo en secciones muy pequeñas, buscando tanto los piojos que se mueven como los huevos (liendres). Revise toda la cabeza de esta manera, observando con detenimiento alrededor de la parte superior del cuello y en las orejas, que son los lugares más comunes para encontrar los huevos.

El tratamiento se recomienda incluso si solo se encuentra una liendre.

Los síntomas y la cura

La picazón intensa es el primer síntoma, aunque también se presentan protuberancias pequeñas y rojas en el cuero cabelludo, el cuello y los hombros que pueden producir costra y supurar.

Para eliminar estos pequeños e indeseables huéspedes se recomienda el uso de lociones o champús que contengan permetrina al 1% que son de venta libre, pero si esto no funciona es necesario acudir al médico para recibir medicación, indica el pediatra.

Una parte importante del tratamiento es eliminar los huevos (liendres) y para lograrlo es necesario seguir las indicaciones del champú: dejar que actúe por 10 o 15 minutos, enjuagar con abundante agua y luego verificar de forma manual o pasando un peine que ayudará a limpiar, señala.

Aguinaga aclara que los piojos no son una consecuencia de la falta de higiene, sin embargo esa condición hace que las personas tengan más riesgo. (CM)

Contagio
Las posibles maneras

° Los piojos no saltan ni vuelan.

° Se contagia con el contacto cercano con una persona que tenga piojos.

° También si se entra en contacto con las ropas o tendidos de cama de una persona que tenga piojos.

° Otra manera de contagio es si se comparte sombreros, toallas, cepillos o peines de alguien que haya tenido piojos.

El Dato
Los piojos pueden vivir hasta 30 días en una persona y sus huevos (liendres) por más de dos semanas.

http://www.lahora.com.ec/