Blog Page Title

India entra en la historia espacial al colocar sonda en órbita de Marte

INDIA_SONDA_MARTE_6dcfe34f5d19e19376961e2399ca2581

La India logró este miércoles ubicar una sonda en la órbita de Marte. Se trata de un hito tecnológico que no había logrado ningún país asiático y que solo han conseguido Estados Unidos, Rusia y Europa.

“India ha logrado alcanzar Marte. Felicitaciones a todos ustedes, al país entero. La historia se escribe hoy”, dijo el primer ministro Narendra Modi desde la sede de la misión, pilotada por la Agencia espacial india (ISRO) en Bangalore (sur).

La sonda Mars Orbiter Mission (MOM) -también llamada Mangalyaan por los indios- había despegado de la Tierra el 5 de noviembre de 2013. La misma fue concebida y desarrollada en tiempo récord y con un presupuesto reducido. De esta manera, India logró su objetivo de ser el primer país de Asia en llegar al planeta rojo.

Bajo presupuesto

La misión india costó $ 74 millones, lo que supone una fracción del presupuesto ($670 millones) empleado para la sonda MAVEN de la NASA estadounidense, puesta en la órbita marciana con éxito el pasado domingo.

“Lo logramos en nuestro primer intento. La ISRO desarrolló este ingenio espacial en un tiempo récord de tres años, todos los indios están orgullosos de ustedes”, dijo Modi ante los miembros de la agencia espacial.

El dirigente indio subrayó que el monto consagrado a esta misión fue inferior al costo de la película de ciencia-ficción Gravity (del mexicano Alfonso Cuarón) producida en Hollywood, estimado en $ 100 millones.

La sonda india está equipada con censores destinados a medir la presencia de gas metano en la atmósfera de Marte, lo que acreditaría la hipótesis de la existencia de una forma de vida primitiva en este planeta.

El ingenio dará vueltas en la órbita de Marte durante seis meses, a una distancia de un 500 km de la superficie del planeta.

No obstante, el robot Curiosity de la NASA, que llegó a Marte en 2012, no detectó la presencia de metano, gas que frecuentemente es signo de actividad biológica, según un estudio publicado en setiembre de 2013.

Este éxito fortalece la reputación tecnológica e industrial de India, que produce entre otros el auto más barato del mundo, y se impone como líder de la innovación a bajo costo.

La misión espacial india fue concebida de acuerdo al principio del jugaad, algo típicamente indio, que podría aproximarse al ‘sistema D’ (francés), y que consiste en encontrar la solución más ingeniosa y menos onerosa posible a la vez.

Inclusive, el cohete que propulsó a la sonda Mars Orbiter, de color dorado y del tamaño de un automóvil pequeño, era considerado poco potente para esta misión.

Críticas

Para los críticos, una nación en la que 400 millones de personas no tienen electricidad y en el que el 40 % de los niños sufre desnutrición no debe invertir en misiones espaciales.

Por su parte, los defensores del programa argumentan que tiene beneficios para los habitantes del segundo planeta más poblado del mundo con 1.250 millones de personas.

“Las críticas a esta misión son pura retórica. Los beneficios sociales y económicos del programa espacial son tangibles”, dijo a la agencia Efe Ajey Lele, analista especializado en el espacio del Instituto de Estudios y Análisis de Defensa de Nueva Delhi.

Lele puso como ejemplo el reciente ciclón Phailin que en octubre arrasó parte del país asiático y ocasionó 23 muertes, mientras que en 1999 un fenómeno meteorológico similar causó 10.000 fallecidos.

“Gracias a los satélites se pudo prever la llegada del ciclón y tomar medidas”, defendió el analista.

Datos

La India cuenta con una de los programas espaciales más activos del mundo, con el lanzamiento hasta ahora de más de 100 misiones desde su fundación hace poco más de medio siglo.

En 2013 lanzó el primer satélite de un sistema de navegación propio similar al Sistema de Posicionamiento Global estadounidense (GPS), que entrará en funcionamiento en 2015.

El país asiático, que envió en 2008 su primera sonda lunar, tiene planes de lanzar en 2016 su primera misión espacial tripulada.