Blog Page Title

5 razones para lamentar el rechazo de Bauza a la Tricolor

53dc0fb86749d

Nunca le ofrecieron el cargo a Edgardo Bauza, pero el argentino era el más pedido para ser entrenador de la Tricolor, como lo demuestran las encuestas en diversos medios.

Sin embargo, el ‘Patón’ ha decidido no esperar una oferta formal y ha renovado con San Lorenzo, con lo cual deja cerrada la posibilidad de asumir el puesto en enero del 2015, cuando se cumplan las elecciones en la Ecuafútbol.

Estas son las razones por las cuales los hinchas de Ecuador deben lamentaresa decisión del estratega argentino como una tragedia futbolística.

1. Se pierde un entrenador de consenso
Lo más difícil en Ecuador es lograr consenso para algo y eso siempre incluye al entrenador de la Tri. Bauza, de todos los candidatos que han salido en las encuestas, era el que más aceptación tenía por su hoja de vida: ganador de dos Copas Libertadores y dos títulos de la Serie A, experiencia en procesos de largo aliento, conducción de nivel con la prensa incluso en los peores tiempos, autoridad, cultura… Es muy difícil hallar alguien mejor para Ecuador pues la anhelada ecuación jerarquía internacional + conocimiento del fútbol ecuatoriano no la poseen todos.

2. Se pierde un entrenador de proceso
Bauza sabe conducir un proceso integral. Sabe cómo lograr que los jugadores desarrollen sus habilidades en el tiempo, que los novatos encajen de a poco, que aprendan no solo el sistema del entrenador sino las habilidades para el resto de su carrera. Bauza, meticuloso y científico, era ideal para supervisar las divisiones inferiores y dejar un legado.

3. Se pierde un entrenador ganador
​Bauza ha lidiado en los torneos más importantes de la región en el ámbito de clubes, así que conoce cómo planificar para el éxito, o al menos para afrontarlos con alguna posibilidad. Bauza es un ganador y en las próximas eliminatorias, con Brasil en competencia y un cupo menos al Mundial (¿y sin repesca?) se necesitará justamente eso, triunfos. Por supuesto que Bauza por sí solo no puede garantizar un éxito rotundo, pero al menos era garantía de trabajo serio.

4. Se pierde un entrenador de escuela diferente
Los hinchas ya no quieren la ‘escuela colombiana’ y piden algo nuevo. Bauza representaba lo diferente, quizás algo radical por los tres defensas, un bilardismo que podría ser difícil de asimilar para una Tricolor acostumbrada al 4-4-2, al vértigo, al centro al área, al aplastante dominio en la altitud. Pero, si cambiar es el deseo y una obligación, quién mejor que Bauza, el mejor exponente del resultadismo. Si eso nos da miedo, mejor quedémonos con los colombianos como Suárez o Álvarez, que también tratan como profesionales a los seleccionados pero que tienen un estilo lejano al Narigón Bilardo.

5. ¿A merced de los vendedores de humo?
Sin Bauza, y sin dinero para traer entrenadores de jerarquía, Ecuador quedará a merced de entrenadores menores, de improvisados, de novatos en grandes lides o, ¡Dios no lo quiera!, de peligrosos vendedores de humo. Ningún entrenador de la Serie A tiene los pergaminos suficientes, y si hay que escoger entre ellos, quizás Rubén Israel es el más acertado por su estilo de trabajo y su serenidad. ​Julio Asad es otro gran profesional, pero su salud no lo ayuda. El resto es una ruleta rusa con todas las balas en la pistola. Si no es Bauza, ya no importa: pongan a cualquiera.

http://www.benditofutbol.com/