Blog Page Title

Tensión entre el Municipio y Gobierno se hizo notar en actos conmemorativos

_dsc5653_copy
Los roces políticos entre el Gobierno central y el Municipio de Guayaquil se notaron desde la mañana alrededor de los actos conmemorativos por el 9 de octubre. El impasse se originó cuando se modificó el orden habitual en el que se realiza la entrega de una ofrenda floral junto a la columna de los próceres de la independencia.
El parque centenario amaneció cerrado y con escolta. Adentro, la Policía Metropolitana, afuera, la Policía Nacional. Hasta la columna de los próceres sólo podían ingresar los periodistas y el personal militar y de protocolo.
Aunque en años anteriores, el alcalde de Guayaquil suele entregar su ofrenda a las ocho de la mañana, hoy fue distinto.
Los primeros en llegar fueron los representantes de los diferentes poderes del Estado: legislativo, electoral, judicial y de control cívico.
Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea, dijo: “Lo importante es que todas las funciones del Estado rindamos culto a Guayaquil, rindamos este homenaje, así que hemos estado aquí con muchísimo compromiso, con mucho responsabilidad”.
Luego vino la ofrenda de las autoridades provinciales. El prefecto Jimmy Jairala, acompañado de la cúpula de la Policía Nacional rindieron sus honores.
El funcionario provincial dijo que no entendía por qué era la nueva polémica: “Entiendo que no le gustó al Alcalde que le hayan puesto después del prefecto, pero si el prefecto es la primera autoridad de la provincia y si ese era el problema, creáme que yo habría cedido mi puesto. Nunca ha habido ese problema antes y no entiendo por qué pasó hoy, pero me parece que es un detalle de poca importancia. Cuidado y ni siquiera sabe el alcalde y esto ha sido un tema del secretario”.
Finalmente ingresó el presidente de la República junto con el ministro de Defensa, el gobernador y el alto mando militar.
El presidente saludó, pero no habló con los medios en este evento.
Al mediodía y aparte del evento de la mañana que organizó el Ministerio de Defensa, llegó el alcalde junto con simpatizantes y como el resto, dejó sus flores para el Puerto Principal. “El alcalde es el representante de la ciudad, la ciudad es la homenajeada y no puede recibir como respuesta que es la última en precedencia. Yo sé hacer respetar a mis conciudadanos y a mi ciudad, esa es la mejor forma de honrar la ciudad”.
Así arrancan los festejos para la ciudad más poblada del país.
http://www.ecuavisa.com/