Blog Page Title

Un empresario fue asesinado en pleno centro de Guayaquil

pr10js091014photo01

Tres disparos alarmaron a quienes se encontraban a las 20:00 del martes último en las calles Francisco P. Icaza entre General Córdova y Baquerizo Moreno, en el centro de Guayaquil.

Según testigos, en ese sector bancario y comercial, un sujeto vestido con terno y corbata le disparó en la cabeza al empresario J. G. M. D., de 70 años, quien iba a subirse como copiloto a su vehículo. Su chofer ya estaba embarcado.

La víctima, conocida en el área agrícola, había salido de su oficina, ubicada en el edificio Nº 427, que sería de su propiedad. Llevaba un maletín, que quedó tirado a la altura de la puerta posterior del carro.

El asesino se movilizaba supuestamente en un auto Chevrolet Spark azul, que estuvo varios minutos estacionado detrás y a pocos pasos del vehículo de J. M. Según los testigos, al parecer dos hombres más, vestidos como ejecutivos, caminaban de un lado a otro haciendo de campaneros.

“Se pudo observar el carro en que fugó el asesino, porque a pocos metros del sitio hay una cámara de seguridad, además en esta se observa claramente la cara del asesino”, informó, después del crimen, el coronel de policía Rodrigo Ocaña, jefe del Distrito 9 de Octubre.

Tras el asesinato, la Policía montó un operativo, y a pocas cuadras retuvo inicialmente a un sujeto que estaba cerca de un carro de características similares a las del involucrado.

En la calle donde ocurrió el crimen hay dos cámaras de vigilancia, locales comerciales, una agencia bancaria y la facultad de una universidad pública. Agentes de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) recogieron evidencias en el sitio.

La fiscal que estuvo en el levantamiento del cadáver y los familiares del empresario no dieron detalles de lo ocurrido.

Ayer, a la morgue policial llegó alrededor de las 09:00 el jefe de la zona 8 de la Dinased, William Martínez, quien conversó en el interior de Medicina Legal con dos allegados del fallecido. Luego se sumaron los capitanes de la Dinased, Francisco Hernández y Germán Acosta.

El cuerpo del empresario salió del anfiteatro en una carroza a las 09:25. Más atrás, y en una camioneta utilizada por la Policía fueron trasladados los dos allegados de la víctima. Ellos y los agentes de la Policía luego llegaron al cuartel Modelo.

Allí, al ser abordado por la prensa 14 horas después del suceso, Martínez dijo que aún no se sabía nada. Un pariente de J. M. indicó que desconocía los pormenores y las posibles causas del asesinato.

Conocidos del empresario indicaron que la víctima al parecer estaba inmersa en unos litigios de tierras. El caso es investigado por las autoridades.

En el sitio del crimen, los moradores y trabajadores de locales comerciales pidieron ayer más control policial en las noches, pues 26 horas antes, a pocas cuadras del sitio, en el Banco Pichincha de las calles Pichincha y 9 de Octubre, un sujeto armado le robó $ 87.968,02 a un depositante.

3
tiros, según testigos, se oyeron a la hora del crimen.

http://www.eluniverso.com/