Blog Page Title

Impresos que contrata el Estado ‘apalancan’ finanzas de Editogran

pr03m031014photo01

Al menos $ 29,6 millones en contratos del Estado ha recibido en el último año la compañía Editogran S.A., que imprime los diarios públicos El Telégrafo y PP El Verdadero.

Actualmente en proceso de transformación en empresa pública, a la compañía Editogran S.A. se le ha adjudicado desde septiembre del 2013, según consta en el Instituto de Contratación Pública (Incop), 57 contratos provenientes de 29 entidades del Estado, entre el 17 de octubre del 2013 al 17 de septiembre pasado.

Entre los cinco mayores clientes de Editogran en el sector público figura a la cabeza el Ministerio de Educación con nueve contratos para la impresión de textos escolares para estudiantes y docentes de Costa y Sierra, guías de trabajo, material de alfabetización o “sobre las temáticas del Buen Vivir” por un monto que llega a los $ 26 millones.

Le sigue, aunque bastante lejos, el Consejo de la Judicatura con dos contratos para la impresión de productos editoriales por $ 852 mil; luego la Secretaría de Educación Superior, Ciencia y Tecnología también con dos contratos para la elaboración de cuadernillos y kits para aplicar los exámenes de exoneración de alumnos universitarios por $ 840 mil; la Secretaría de Comunicación con uno para la impresión de la revista El Ciudadano por $ 454 mil; y el Ministerio de Relaciones Laborales con otro contrato para imprimir material informativo y promocional por $ 200 mil. También constan la Vicepresidencia, los ministerios de Inclusión Económica, de Salud, de Industrias, del Ambiente y Coordinador de Seguridad.

Utilizando el mecanismo de Régimen Especial, que permite contratar directamente a empresas en las que el Estado tiene capital mayoritario, Editogran ha impreso, para la mayoría de entidades públicas, revistas institucionales, informes de gestión, material comunitario y ejemplares de nuevas leyes.

“El Ministerio de Educación le ha dado varios contratos a dedo a El Telégrafo, claro, pues si es propiedad del Estado, tiene la mejor rotativa”, dijo el presidente Rafael Correa en su enlace sabatino del pasado 6 de septiembre. Presente ahí también, el director de ese matutino, Orlando Pérez, agregó que “por imprimir los libros y textos escolares, el Estado se ahorra dos millones de dólares al año por hacerlo con Editogran”.

Pérez también dijo que El Telégrafo, aunque es un diario público no recibe recursos del presupuesto del Estado. “Nuesta labor ha sido de autogestión y de autofinanciamiento”, dijo.

La impresión de libros, revistas y cuadernos representan para Editogran sus productos más solicitados y sus mayores ingresos, incluso le “permiten apalancar financieramente” los costos por imprimir sus principales productos, los diarios El Telégrafo y PP El Verdadero, como se señala en su informe de rendición de cuentas del 2013.

Ese año, Editogran tuvo un presupuesto de $ 67,9 millones de los cuales ejecutó $ 38,9 millones. Según el documento que entregaron al Consejo de Participación Ciudadana (CPC), las redacciones de El Telégrafo y del PP El Verdadero le costaron $ 177 mil y $ 45 mil.

Para este año, el gerente de Editogran, Santiago León, estima que la compañía registrará ingresos por $ 47 millones.

Actualmente, la Contraloría General del Estado realiza una auditoría a Editogran, que comprende el periodo 2010-2014. Un informe preliminar señala que hubo déficit en los presupuestos del 2011 y el 2012 por unos $ 6 millones.

Compañía
Medio estatal

Propietarios
El capital accionario de Editogran lo conforman el Ministerio de Telecomunicaciones con un 99,999 %, lo que equivale a una inversión económica de $ 40’335.126, y el restante 0,001 % corresponde a “otros” por un monto de $ 553.

Creación y objeto
Editogran se creó en el 2010, con domicilio principal en Guayaquil y con agencias en Quito, Cuenca y Ambato. La compañía imprime los diarios El Telégrafo y PP El Verdadero.

Empresa Pública
Actualmente Editogran S.A. está en proceso de transformación a empresa pública.

6

http://www.eluniverso.com/