Blog Page Title

Industria celular crece en Ecuador y apunta a la gama alta

pr04a201014photo01

La industria nacional de ensambladoras de teléfonos celulares muestra crecimiento y nuevas inversiones; por lo que prevén que para finales de este año se duplicará su producción, señaló Henry Aguilar, vocero de la Asociación de Ensambladores Eléctricos y Electrónicos del Ecuador (AEDE2).

Según Aguilar, existen ocho ensambladoras, tres de ellas empezaron a funcionar este año, DDM en Quito, Goldentech, en Durán; y FactoryTech en Guayaquil.

Audioelec (Durán), Hipertronics (Cuenca), Betelasa (Quito) y Motsur (Cuenca) son las otras ensambladoras que integran el mercado local; junto a Prosertig, de Quito, que aún no tiene capacidad instalada, explicó el vocero del gremio.

“Para este año esperamos duplicar la producción de celulares ensamblados en el país de 632.000 (2013) a 1’200.000”, manifestó Aguilar, quien añadió que desde enero a agosto pasado se produjeron 733.000.

DDM que produce los celulares de marca estadounidense Yezz, presentó sus modelos, básicos y smartphones, a inicios de este mes, cuyos precios van desde $ 40 hasta $ 200.

Mientras, que con una inversión de alrededor de $ 1 millón, FactoryTech, del grupo Eljuri, produce desde febrero pasado tres modelos de equipos de alta gama en su planta ubicada en el km 16,5 de la vía a Daule.

En el mercado local provee a la operadora Claro con celulares cuyos precios de venta al público van desde los $ 146 hasta los $ 303; y a la vez distribuye aparatos a la empresa Tigo de Bolivia; y proyectan exportar desde Ecuador a Centroamérica, expresó su presidente, Roberto Doumet.

Los aparatos, que se comercializan bajo la marca ZTE, cuentan con acceso a redes sociales, cámara, sistema Android, entre otras ventajas como procesadores Quad-Core y memoria de 4 gigas expandible hasta 36.

Doumet explicó que las piezas son importadas desde China, pero el software es hecho en Ecuador. “Eso representa para nosotros el 50% del celular”, señaló. Agregó que también producen software para Bolivia.

Por su parte, Antonio Haz, propietario de Audioelec, que inició su producción en el 2011, sostuvo que a principios de este año invirtió cerca de $ 600 mil para aumentar dos líneas más de producción a las dos existentes para repuntar su oferta.

Haz aseguró que actualmente el 30% de los celulares que se utilizan en el país son ensamblados por empresas nacionales y anunció que está en proceso de adquirir, por $ 4,5 millones, la maquinaria para fabricar en el país las tarjetas principales de los celulares.

De esta forma, el componente nacional se incrementaría del 15% al 70%. Añadió que los precios de sus equipos van desde $ 22 (baja gama) hasta los $ 120 (alta gama).

FactoryTech prevé para fines de este mes el lanzamiento de un teléfono compatible con tecnología 4G, que entre otras ventajas tendrá una cámara posterior de 13 megapíxeles y una frontal de 5 megapíxeles.

Para enero proyectan otro nuevo producto, también compatible para la nueva tecnología 4G. Ambos aparatos entrarán al mercado con precios por debajo de los $ 619, dijo Doumet.

http://www.eluniverso.com/