Blog Page Title

$ 40 millones se importan para elaborar absorbentes

22-10-14-ECONOMIA-elaborar_8fbdde761568458e125cc396a9df570c

Solo el 45% del proceso de fabricación de productos de papel de las multinacionales se realiza en Ecuador.

Al menos $ 40 millones en papel tissue para elaborar papel higiénico, servilletas y toallas faciales y de cocina, se importaron el año pasado en el país, según cifras del Banco Central del Ecuador (BCE).

Este insumo se destina a la industria local que busca cubrir una demanda de alrededor de 50.000 toneladas de papel higiénico y un consumo per cápita de 3,3 kg.

Actualmente dos transnacionales,  como Kimberly Clark y Familia, fabrican localmente el producto. Hasta hace un tiempo, la primera importaba desde Colombia.

A estas se sumó como actor local el grupo Industria Papelera Ecuatoriana (Inpaecsa), ubicado en Babahoyo, provincia de Los Ríos, fabricante de la marca Hada, que desde mediados de este año apuesta por la producción de papel higiénico, servilletas y toallas faciales y de cocina a base de papel reciclado, aunque la empresa funciona desde 2011.

Jorge Areiza, gerente general de la empresa, aseguró que el mercado local constituye una buena oportunidad considerando que apenas el 45% del proceso de fabricación de productos de papel de las multinacionales se realiza en Ecuador.

Agregó que en el caso de Hada, el 98% de integración es nacional y de este,- el 85% está hecho con material reciclado, salvo la línea Premium que se procesa con pulpa de papel importado.

Según datos de Procosméticos, entidad que agrupa empresas de cosméticos, artículos de aseo personal y absorbentes, el grupo Familia, fabricante del absorbente del mismo nombre y de las marcas de pañales Pequeñín, también elabora, en su planta de Quito, papel higiénico con  material reciclado.

El gerente de Inpaecsa comentó que la visión de la empresa se ajusta a los principios y a la política económica del actual régimen, pues conlleva, además de la sustitución de importaciones “procesos de industrialización, de incorporación de tecnología y transferencia de conocimiento”.

La planta de producción de Inpaecsa está ubicada donde antiguamente funcionaba  industrial La Reforma. Allí se espera procesar unas 25.000 toneladas de papel reciclado al año.

El grupo, cuyo principal accionista es la empresa recicladora Reipa, ha invertido hasta el momento $ 35 millones, una parte del financiamiento fue otorgada por la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Para sus ejecutivos, la diferencia de la empresa la hace la maquinaria de “última tecnología” con la que cuentan y que permite procesar el material y convertirlo en el producto final, empaquetado y listo para su distribución en el mercado de manera eficiente.

De reciclado a papel higiénico

El proceso para transformar el material de desecho a un papel higiénico consta de 3 partes que son la preparación de pastas, manufactura y conversión.

El papel reciclado es homogeneizado, desfibrado y purificado para eliminar tinta y materiales, como el caolín que se aplica para fijar el pigmento, principalmente en  las revistas. También se eliminan las grapas, los restos de plásticos y demás materiales que se usan en la industria papelera.

La primera parte del tratamiento se realiza con agua a alta temperatura para eliminar las bacterias que podría contener.

Posteriormente la materia prima, ya convertida en tissue, se seca con vapor y pasa a un rebobinador y a una maquinaria que los coloca en tubos (previamente perfumados) y corta de la forma tradicional.

Inpaecsa produce de 16 a 18 toneladas diarias de papel. Cada tonelada produce 33.000 rollos, con un consumo de 20 cc de agua por cada tonelada de producción, lo cual se acerca a la cantidad óptima de ahorro de este recurso.

En tanto, para un kilo de papel tissue hay que incorporar a la “máquina” 1,5 kilos de papel reciclado.

La empresa nacional estima que hasta 2023  habría un mercado de 90.000 toneladas de este producto absorbente.

Datos

El año pasado en Ecuador se importaron $37.516 toneladas de pulpa virgen de papel, lo que se tradujo en $ 64’796.702 millones que salen del país.

Inpaecsa prevé sustituir importaciones por alrededor de $ 39’700.000 en papel terminado, toallas de cocina, pañuelos faciales y en bobinas de pulpa para su conversión local.

Se estima que las importaciones de papel y toallas de cocina este año serían de $ 25 millones y las de bobinas $ 14 millones. Hasta junio por ambos rubros se importaron $ 31 millones.

Hada comercializa 3 productos: papel higiénico, toallas de cocina y servilletas. Tiene dos líneas, Prestige y Deluxe, que se dirigen a distintos grupos objetivos del mercado.

http://www.telegrafo.com.ec/