Blog Page Title

LA FAE cumple 94 años al servicio del país y de labores comunitarias

pr12js271014photo01

La Fuerza Aérea del Ecuador (FAE) conmemora hoy 94 años de creación. En su casi un siglo de funciones, esta organización ha mantenido firme su misión de defender y contribuir a la seguridad del país, junto con el Ejército y la Armada.

Así lo destaca el teniente coronel Frank Cevallos, comandante del grupo de vuelo del Ala 22 de Guayaquil, uno de los repartos operativos.

Pero a más de esta labor soberana a la que progresivamente se han ido incorporando equipos tecnológicos, el uniformado resalta el apoyo a la comunidad que este año ha cobrado notoriedad.

Y cita como ejemplo más reciente, el incendio suscitado en el bosque protector cerro Colorado, a finales de septiembre pasado, en el norte de la urbe.

Para combatir el siniestro que consumió unas 43 hectáreas de bosque, fue fundamental la participación de dos helicópteros Dhruv que con su sistema bambi bucket (canasta que sirve para lanzar agua desde el aire), trabajaron durante toda la tarde para irrigar las zonas altas del cerro, reseña Cevallos.

“La aviación y la Fuerza Aérea es moderna tecnológicamente, se pueden cubrir varios ámbitos en beneficio del país”, sostiene el comandante que tiene 24 años de servicio.

Entre febrero y marzo pasados, los helicópteros Dhruv del Ala 22 también se utilizaron para evacuaciones aeromédicas en Naranjal, isla Puná (Guayaquil), Machala (El Oro), Manta (Manabí) y Vinces (Los Ríos).

Alejandro Alzamora, teniente de la FAE con 9 años de servicio, comenta que pertenecer a la institución lo llena de orgullo. “Esta carrera requiere de responsabilidad porque se trata de servir a la gente”, remarca el integrante de los denominados Centinelas del Aire.

Orgánicamente la FAE está bajo el comando del presidente de la República, por medio del Ministerio de Defensa y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. Tiene un comando de operaciones aéreas y de defensa, situado en la Base Simón Bolívar, norte de la ciudad, conformado por escuadrones de combate y rescate. Es el Ala 22.

Lo completan el Ala 21, en Taura; el Ala 23 en Manta; y el Ala 11, en Latacunga.

Cevallos menciona que el reparto guayaquileño es el que presta mayor colaboración a la comunidad, con sus aeronaves se encarga de la búsqueda y salvamento aeronáutico, la evacuación aeromédica, transporte aéreo y desastres naturales.

Los helicópteros Dhruv, los TH-57A (participaron en la guerra del Cenepa en 1995), los Bell 206 y las avionetas de búsqueda forman parte de la flota del Ala 22 de la urbe.

En Taura, los supersónicos; en Manta, los A 29; y en Latacunga, los Caza Boeing, que se encargan del transporte aéreo.

A más del componente militar la Fuerza Aérea tiene una red de planteles en las ciudades donde están los repartos.

El viernes pasado, la FAE realizó en Salinas, Guayaquil y otras ciudades ceremonias por su aniversario.

Ala 22
El Ala 22 tiene unas 15 aeronaves destinadas para dar apoyo a la comunidad. En festivales y casas abiertas las unidades atraen a chicos y adultos.

Contingente
Durante las 24 horas del día, los 365 días del año, un equipo de uniformados permanece en guardia a la espera de asistir en emergencias.

Comunicación
La Fuerza Aérea del Ecuador (FAE) trabaja junto con el sistema ECU-911, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) y el Ministerio de Salud Pública.

80 pilotos tiene el Ala 22 de Guayaquil. Además, dicho reparto cuenta con 20 oficiales técnicos.

La Fuerza Aérea es una mística, una carrera que siguen hombres de bien, hombres que siempre están debidos a su patria, a su propiedad, desarrollándose en beneficio de la comunidad”.
Frank Cevallos
Comandante del grupo de vuelo Ala 22, en Guayaquil

La Fuerza Aérea es grande, no puede ser de otra manera. Tiene una misión importante con el país y con la comunidad. Pertenecer a la FAE es un privilegio que no todos tienen, eso implica mucha entrega”.
Alejandro Alzamora
Teniente y piloto del Ala 22

http://www.eluniverso.com/