Blog Page Title

Función judicial de Ecuador es independiente

unnamed (1)

“La Función Judicial en Ecuador es independiente”. Así lo ratificaron, este miércoles 29 de octubre, las autoridades de las instituciones que integran la Mesa de Justicia.

Frente a las críticas que recientemente realizó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que pone en duda la independencia de la justicia ecuatoriana, el Presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh, señaló que ese organismo internacional una vez más, ha rebasado las competencias y objetivos para los que fue creado.

Cuestionó que la CIDH analice casos procesales específicos, que aún están pendientes de resolución en la justicia ecuatoriana. Señaló que con este tipo de pronunciamientos, la CIDH se hace daño a sí misma y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH).

“Eso más bien significa una falta de respeto a los jueces ecuatorianos que están tramitando procesos y no deben verse presionados desde ninguna perspectiva ni por órganos políticos, ni mediáticos, ni internacionales”, comentó.

Asimismo, indicó que ni el Consejo de la Judicatura ni la Corte Nacional de Justicia enviaron delegados a la reunión que la CIDH convocó para analizar la situación de la justicia en el Ecuador, porque los representantes del Estado ante ese organismo internacional son la Cancillería y la Procuraduría General del Estado.

El presidente de la Corte Nacional de Justicia, Carlos Ramírez, por su parte afirmó que los jueces ecuatorianos son independientes porque han sido seleccionados en concursos públicos rigurosos, con veedurías nacionales e internacionales. Por esto, dijo, los operadores de justicia tienen solvencia ética, moral y académica, además de legitimidad.

De su parte, el titular de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, Mauro Andino, señaló que quienes critican a los jueces ecuatorianos caen en el ámbito político.  Según el asambleísta, se debe demostrar con casos palpables, quiénes están interfiriendo en la administración de justicia.

El Presidente Jalkh recordó varios aspectos que demuestran que la justicia es independiente. Mencionó que hoy los jueces de primer nivel tienen las mejores remuneraciones de América Latina;  el 95% de administradores de justicia son de carrera; y hay concursos públicos de méritos, oposición e impugnación ciudadana para su designación. “Los jueces se deben a la ley, a la motivación y al Derecho”, señaló.

Indicó que hace pocos años el 60% de los jueces era temporal, sin carrera; no había concursos para ingresar a una carrera judicial estable y se tenían los peores sueldos de la región, lo cual atentaba contra la independencia judicial. “Si alguien dice que a un juez le falta independencia es una acusación grave y debe tener pruebas”, dijo.

Figura del error inexcusable 

Sobre las críticas de profesionales del Derecho a la figura del error inexcusable, el Presidente Jalkh mencionó que esta norma existe en la legislación ecuatoriana y en varios países del mundo y que en los dos últimos años, 235 abogados en libre ejercicio han usado este recurso para presentar quejas contra jueces ante el Consejo de la Judicatura.

Explicó que hay dos vías para tramitar este tipo de casos: una es que la Corte Nacional de Justicia, la Corte Provincial o algún tribunal, establezca un error inexcusable y solicite al Consejo de la Judicatura el trámite de un sumario. Otra es que las partes procesales, directamente, presenten las quejas.

“El error inexcusable busca garantizar la independencia judicial, porque un juez que haya emitido una sentencia contra norma expresa, mostrando una ignorancia absolutamente injustificable, provocando un daño a las partes procesales, es un juez que carece de independencia”, manifestó.

Boletín Consejo de la Judicatura