Blog Page Title

El perdón es el eje en la obra ‘El soñador’

31-10-14-MIX-ELSONADOR_98c33e8c495d2ae0349344cd6d8c6878

El proyecto Día de la luz presenta la historia del hebreo José que está dirigida a los niños. Tiene 40 personajes, entre actores que también cantarán y bailarán, en un escenario con 4 ambientes.

José es el penúltimo de los 12 hijos varones del patriarca Jacob. Tiene sueños que incomodan a sus hermanos mayores, quienes proceden de cuatro madres. Pero realmente no son sus sueños, son profecías divinas. Son revelaciones que a sus 17 años José no puede entender.

Como él es uno de los dos vástagos, que su padre concibió con la única mujer que amó y que murió mientras alumbraba a Benjamín -el menor de todos-, le tenía más cariño que a los mayores. Le tenía tanto amor que le hizo y regaló una túnica de colores, lo que causó la ira de sus hermanos, al punto de primero lanzarlo a un pozo y luego venderlo como esclavo a unos mercaderes que lo llevaron a Egipto.

Aquella es apenas una breve sinopsis de lo que propone ‘El soñador’, que hoy, a las 18:00, se estrena gratuitamente en el auditorio del Centro Cristiano de Guayaquil  (CCG) como parte del Ministerio de Niños Tierra Prometida y su proyecto anual Día de la luz. Su segunda función es a las 20:00.

‘El soñador’ se basa en los capítulos del 37 al 46 del libro Génesis en la Biblia y es abordado como un musical para los niños, explica Alexandra Plaza, su directora.

Su propuesta es un mensaje acerca del perdón, pues José, además de haber sido vendido por su familia, supera varias pruebas duras, entre estas pasar varios años en la cárcel por un crimen que no cometió.

No obstante, no solo sueña, también interpreta sueños, entre estos los del faraón, quien lo convierte en su brazo derecho, refiere Pablo Montoya, guionista de la obra e intérprete de Leví, uno de los hermanos de José.

“Hay escenas con mucho humor y otras muy trágicas. Estas últimas son las esenciales para el mensaje”, añade Montoya.

“Aunque la historia original tiene pasajes muy fuertes, se la adaptó sutilmente para los niños, con ‘gags’ de los cuentos de hadas. Por eso la obra tiene varios segmentos en los que sus personajes cantan, además de coreografías para darle un tinte mágico, al estilo Disney. De hecho, muchas canciones son adaptaciones de algunos de sus filmes. Las letras de las canciones fueron escritas por Daniel Arteaga, del grupo rockero Sacrificio e intérprete de Simeón, otro de los hermanos.

Arteaga, Plaza y Silvio Sierra, también de Sacrificio, son las voces principales de las siete canciones que tiene ‘El soñador’.

La musicalización y sonido corren a cargo de Roberto ‘Tico’ Munive y Daniel Peralta, mientras que las coreografías y concepto gráfico son responsabilidad de Saira Aráuz y Josué López.

Hace cuatro meses se escribió el guion para ‘El soñador’ y de inmediato se realizaron las audiciones para los 40 personajes que tiene la obra, entre actores y bailarines.

Todos ensayan hace un mes en salones pequeños, pero desde la semana pasada lo hacen en el auditorio que estará distribuido en cuatro ambientes. Allí John Muñoz se encarga de la escenografía.  Él también encarna a Rubén, el mayor de los hermanos de José, interpretado por dos actores: Christopher Valverde (en su versión adolescente) y José Carlos Cárdenas (como adulto).

http://www.telegrafo.com.ec/