Blog Page Title

Se define nueva distribución de las carreras en Universidad Estatal

pr13dd051114photo01

Reducir el número de facultades y carreras en la Universidad de Guayaquil fue uno de los puntos que presentaron la mañana de ayer los miembros de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), del Consejo de Educación Superior (CES), de la Comisión Interventora y Fortalecimiento Institucional junto con el rector de la Universidad de Guayaquil, Roberto Cassis.

De 18 facultades con las que actualmente se maneja la Estatal se reducirán a 9 para el próximo año, al igual que las carreras que hasta septiembre sumaban 68 y que pasarán a 52, con 12 ingenierías, 36 licenciaturas y otras 4 nomenclaturas.

Elizabeth Larrea, consejera académica del CES, indicó que en quince días comenzará la reestructuración de los edificios y de las carreras de Jurisprudencia, Odontología, Educación y Enfermería.

En la Ciudadela Universitaria se encontrarán las facultades de Ciencias de la Educación, de la Salud, Jurisprudencia, Ciencias Sociales y Ciencias Económicas y Administrativas.

Mientras, en el campus que está ubicado en las avenidas Las Aguas y Juan Tanca Marengo se ubicarán las unidades académicas de Ciencias e Ingeniería de la Producción y Construcción, de la Informática, de la Vida y Arquitectura, Diseño y Urbanismo.

En esta sede los trabajos de remodelación comenzarían en los primeros meses del 2015. Además se analiza la incorporación a futuro de 12 ingenierías y 5 licenciaturas adicionales.

“Esto no implica que desaparezcan las carreras. Todas las carreras están, sino que se rearticulan para generar economía de escala en nueve facultades y obviamente es necesario presentar nuevas carreras justamente pensando en el cambio de la matriz productiva”, explicó Ramírez durante el informe de avances de este proceso en la institución de educación.

El cambio no afectaría el desarrollo curricular de los estudiantes que se encuentran cursando sus carreras, ya que se aplicará con aquellos que comiencen sus estudios.

Durante la presentación de avances, se destacó el pago de 6,3 millones de dólares por concepto de gratuidad, además de la elaboración del nuevo estatuto orgánico universitario, que definirá los requisitos que deberán tener los postulantes a cargos directivos como rector, vicerrector, entre otros, así como del reglamento interno de sanciones.

“A pesar de los avances no nos sentiremos completamente satisfechos hasta ver una universidad completamente de excelencia y articulada hacia procesos de acreditación no solo a nivel nacional”, afirmó Ramírez.

300
Docentes

podrán ingresar a cinco carreras mediante un concurso de méritos y oposición.

http://www.eluniverso.com/