Blog Page Title

Ucrania acusa a Rusia de nuevos ataques

ucrania17

El Consejo de Seguridad ucraniano indicó que Rusia trasladó en tren unos 60 vehículos armados, entre ellos 50 tanques, hacia una localidad cercana a la región fronteriza de Rostov.

Según el portavoz del Consejo, Andriy Lysenki, los vehículos no llevaban ningún símbolo nacional.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró esta semana que las tropas rusas se estaban movilizando nuevamente cerca de la frontera con Ucrania.

Ucrania y las principales potencias occidentales acusan a Rusia de apoyar de manera encubierta a los separatistas prorrusos en el este del país al entrenarlos y ofrecerles equipamiento, además de enviar voluntarios y fuerzas especiales a través de la frontera. Rusia, por su parte, niega estas acusaciones.

La situación seguía siendo tensa hoy en la zona en conflicto en el este de Ucrania. Las autoridades que administran Donetsk informaron que partes de la ciudad volvieron a sufrir ataques de artillería.

Los separatistas prorrusos culparon a las tropas del gobierno de disparar desde Avdeyevka contra posiciones de los insurgentes, pese al alto el fuego acordado entre las partes.

También en la zona de Lugansk se registraron combates de artillería cerca de la ciudad de Kirovsk, señalaron fuentes oficiales sin ofrecer datos de víctimas.

El Ejército ucraniano asegura que está cumpliendo el alto el fuego y que sólo responde cuando es atacado.

Ataque en campo de juegos

Tras la muerte de dos escolares en un campo deportivo de una escuela en Donetsk el miércoles, las partes en conflicto se culparon mutuamente de la tragedia.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacionalhabló de un “crimen de guerra” tras el impacto de una granada en el lugar.

Los separatistas ucranianos decretaron dos días de luto en memoria de los niños.

La situación de seguridad se deterioró en los últimos días tras las elecciones celebradas por los separatistas el domingo, que fueron rechazadas por Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos.

Víctimas del conflicto

Más de 3.600 personas murieron desde que en abril estalló el conflicto entre los separatistas prorrusos y las fuerzas de gobierno ucraniano.

En tanto, casi cuatro meses después del derribo del vuelo MH17 sobre el este de Ucrania, el primer ministro australiano, Tony Abbott, dijo hoy que quiere hablar sobre el tema con el presidente ruso, Vladimir Putin, en las cumbres que la APEC y el G20 celebrarán la próxima semana.

El jefe de gobierno australiano quiere abordar próximamente las difíciles investigaciones que se desarrollan al respecto en el este de Ucrania, según apuntó hoy durante un encuentro en Canberra con su homólogo holandés, Mark Rutte.

Abbott destacó que la próxima semana podrá hablar personalmente con Putin en dos ocasiones: en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que tendrá lugar en Pekín los días 10 y 11, y en la cumbre del G20 del 15 y 16 en Brisbane, en la que el primer ministro australiano es el anfitrión.

“Australia espera una total colaboración rusa en la investigación (del accidente)”, apuntó Abbott. “Yo espero que Putin haga todo lo posible para conseguir que los separatistas nos permitan acceso sin restricciones al lugar”, apuntó Rutte.

La mayor parte de las 298 víctimas del vuelo de Malaysia Airlines que se estrelló en julio pasado en la zona en conflicto eran holandesas, pero también había una treintena de australianos. Un equipo recogió recientemente más restos humanos en el lugar, que fueron trasladados a Holanda el sábado pasado.

Mientras tanto, expertos holandeses y representantes de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) reanudaron hoy la búsqueda de las partes del avión derribado en Grabovo, cerca de Donetsk, informó la OSCE a la agencia de noticias Interfax.

Los restos fueron colocados en contenedores. Los investigadores, cuyo acceso fue facilitado por representantes de la autoproclamada “república popular” de Donetsk, esperan que los restos del avión arrojen luz sobre las causas del accidente.

Ucrania acusa a los separatistas prorrusos de haber derribado el avión con un misil ruso de un sistema antimisiles tipo Buk, como indican las primeras investigaciones, aunque no está aún del todo claro quién lo disparó ni desde dónde. Los separatistas negaron su responsabilidad en la tragedia.

http://www.eluniverso.com/