Blog Page Title

Progreso para el Perú – Retroceso en los derechos de los pueblos indígenas

La industria extractora conduce a la injusticia social y a la destrucción del medio ambiente
Perú es un país rico, rico en ecosistemas naturales, contando con una increíble variedad biológica y cultural; rico en recursos naturales como el oro y la plata en la sierra de los Andes y petróleo y gas en la zona del Amazonas; rica en la gente y muchos pueblos indígenas diferentes. Sin embargo esta riqueza no conduce al progreso nacional tan prometido ni a un “buen vivir” para todos. Todo lo contrario, la explotación de los recursos fósiles causa conflictos sociales, afecta a los derechos humanos, especialmente los derechos de los pueblos indígenas; conduce a la pobreza y la destrucción del medio ambiente en inmensas escalas.
Lugar del suceso: la sierra de los Andes


Las noticias que nos llegan de Perú en estos días son aterradoras: Máxima Acuña Chaupe, una campesina del norte de los Andes fue condenada a un arresto condicional de casi tres años y recibió una multa de mil dólares americanos. ¿Pero qué crimen ha cometido?

Máxima vive con su familia en su terreno cerca de Celendín, provincia de Cajamarca. Aquí se encuentra también la mina más grande de Latinoamérica: Yanacocha, la prolongación de ésta es el controvertido proyecto de “Conga” en el noreste; también aquí se debe explotar oro y cobre a cielo abierto. La sociedad minera un consorcio de Newmont, Buenaventura y del Banco Mundial (IFC) compra hace años terrenos del lugar, en parte contra gran resistencia de la población rural, ya que con esto pierden su base de existencia. Máxima y su familia no quieren vender sus terrenos, por esta razón son siempre amenazados y atacados.

En agosto del 2011 las autoridades de seguridad de la empresa minera, con ayuda de la policía entran con violencia en sus terrenos. La familia es maltratada, desalojada y sus bienes son destruidos. Se les acusa de no ser los legítimos dueños de sus terrenos. Máxima se defiende de la expropiación de sus terrenos, presenta una denuncia y va hasta la Corte.

El 5 de agosto del 2014 declaran culpables en la Corte de Celendín a Máxima, a su esposo y a dos miembros más de su familia. Se les acusa de ocupar ilegalmente los terrenos de Yanacocha; su abogada ha presentado una apelación

Lugar del suceso, Amazonas


En mayo y julio de este año se quiebra un oleoducto en las cercanías de la comunidad indígena de Cuninico en la Provincia de Loreto, de la Amazonía peruana. Muchos kilómetros cuadrados de selva han sido afectados. El accidente no ha sido confirmado oficialmente por la empresa petrolera Petroperú, ni se advirtió a la población al respecto. Los afectados son las diferentes comunidades de Kukama, a los alrededores del río Marañón y sus afluencias. El agua y los suelos están contaminados. En los ríos flotan peces muertos y los animales mueren en el crudo. En partes de la región se ha declarado estado de emergencia. La población indígena casi no recibe apoyo. Los hombres jóvenes son reclutados como jornaleros, quienes intentan recoger el aceite crudo vertido sin uniforme de protección.
Durante el viaje de la delegación de la Alianza del Clima en junio 2014 (ver comunicado de prensa de la Alianza del Clima, del 12 de junio 2014), los miembros de esta delegación pudieron hacerse una mejor idea de las consecuencias de nuestro consumo de materias primas. El encuentro con Máxima Chaupe, quien contó su historia, fue para todos muy conmovedor. En la Amazonía la delegación visitó, entre otros, la comunidad Kukama “Dos de Mayo”, quienes informaron sobre el impacto nocivo de la explotación del petróleo y los últimos percances. La delegación europea se solidarizó con las protestas de representantes indígenas en una plaza principal de Iquitos. Ellos exigen del gobierno peruano derecho de audiencia y una estrategia de solución para el desastre ecológico.

Holger Matthaeus, Senador para el Medio Ambiente y Construcción, de la ciudad hanseática de Rostock, miembro de la Junta directiva de la Alianza del Clima y participante del viaje de la delegación este año: “En ninguna parte, los derechos humanos y los derechos ecológicos se encuentran tan estrechamente ligados como con los pueblos indígenas. Justamente nuestro gobierno alemán es quien debería respetar el cumplimiento consecuente de los estándares europeos durante la realización del contrato peruano-alemán sobre el acceso común a los recursos naturales que se firmó en julio del 2014.”

Las diferentes organizaciones para los derechos humanos y el medio ambiente han criticado este acuerdo. Los mecanismos acordados en este contrato para el respeto a los derechos humanos son muy vagos. Es cierto que en Perú existen muchas regulaciones para la protección del medio ambiente y de los derechos humanos. Perú ha firmado, entre otros, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT 169), sin embargo no son siempre puestos en práctica. El lema de las Naciones Unidas de este año para el Día Internacional de los Pueblos Indígenas a nivel mundial es el siguiente: “Acortando las diferencias: aplicación de los derechos de los pueblos indígenas”, de esta manera reconoce que no se trata solamente de un mejoramiento en los marcos legales para los pueblos indígenas, sino sobre todo en la realización y aplicación de sus derechos. Holger Matthaeus, “como aliado de los pueblos indígenas, la Alianza del Clima colabora de forma asesorativa y controladora”.



Máxima Chaupe y aliados frente de la Corte de Celendín, Junio 2014. Copyright: Christian Mohr / Alianza del Clima (4,8 MB)


Yanacocha – la mina de oro más grande de América Latina, Copyright: Walter Silvera / Alianza del Clima (2,4 MB)


Comunidad Kukama “Dos de Mayo”, Rio Marañon, Copyright: Christian Mohr / Alianza del Clima (7,7 MB)


Derrame de petroleo, rio Marañon, Copyright: Parroquia Santa Rita de Castilla