Blog Page Title

Espacio para los bomberos en el puerto está en análisis

11-11-14-MANABI-EQUIPOS_417d3fd12d180a4e21d035829e8ea1a3

Distintas entidades consideran necesaria la existencia de un puesto de auxilio en el muelle de Manta.

Tras las últimas emergencias suscitadas en el Puerto de Manta (el incendio de una embarcación, en octubre pasado, y la fuga de amoniaco en el atunero Betty Elizabeth, en la que fallecieron 7 personas, en abril), entidades analizan la posibilidad de que haya un espacio en las instalaciones de Autoridad Portuaria (APM) destinado para el Cuerpo de Bomberos (CBM).

Rodolfo Cano, gerente de APM, indicó que ya se tiene pensado el lugar en el que se podría ubicar un pequeño cuartel de bomberos. “Tenemos un área de bodega al ingreso del puerto para el centro de emergencia, donde puede estar el CBM. Lo que debemos hacer es conversar para ver la viabilidad”, resaltó el funcionario.

De su parte, Sofonías Rezabala, jefe del Cuerpo de Bomberos de Manta, resaltó que la entidad que dirige estará presta a brindar la colaboración que necesite APM. “Nosotros tenemos en planes comprar una embarcación para combatir las emergencias que se presenten en el mar”, indicó.

Roberto Salazar, exgerente de Autoridad Portuaria, indicó que la posibilidad de que los bomberos cuenten con un espacio en Portuaria siempre ha existido. “Siempre será necesario, ideal y oportuno que la entidad cuente con una unidad permanente de bomberos.

De igual forma, el tiempo de reacción de los bomberos, cuando ha existido alguna emergencia en el puerto, siempre ha sido oportuno, ya que la estación más cercana está a escasos minutos”, destacó Salazar, quien dio a conocer también queen caso de presentarse inconvenientes, Portuaria cuenta con personal capacitado por los bomberos para intervenir.

Cano expresó que los procesos de fortalecimiento al sistema de seguridad integral de las instalaciones portuarias y de sus actividades empezó en abril pasado, tras la fuga de amoniaco del buque Betty Elizabeth.

“Inmediatamente, frente a esa alerta, se hizo una convocatoria a todas las entidades públicas y privadas relacionadas con los procesos de seguridad y dentro de ello se conformó el Comité de Seguridad. Se hizo un diagnóstico de las necesidades de equipamientos que requeríamos fortalecer”, resaltó Cano.

Tanto Portuaria como los bomberos iniciaron las gestiones para adquirir trajes especiales para estas emergencias. En una de las sesiones del Comité de Seguridad se manifestó que los bomberos no tenían trajes especiales para fuga de amoniaco y que la Asociación de Armadores Atuneros del Ecuador (Atunec) se comprometió a donar estos trajes.  Así, en días pasados, Atunec entregó ocho trajes nivel C, tres tipo D, cuatro encapsulados nivel A, tres detectores múltiples de gases tóxicos y una máquina para hacer pruebas en trajes encapsulados a Portuaria.

Estos equipos fueron recomendados por el Cuerpo de Bomberos de Manta. “Esta es una demostración de que este Comité de Seguridad en alianza pública-privada funciona y debe seguir funcionando para múltiples cosas. Estas son las alianzas que deben darse siempre por el bien de todos”, destacó Luiggi Benincasa, miembro de Atunec.

Capacitaciones constantes

Dentro de los procesos de fortalecimiento consta la capacitación hacia los diferentes usuarios del puerto, tanto operadores de cargas como de servicios conexos. Es un procedimiento que se ha llevado a cabo desde mayo pasado.

En la actualidad hay más de 1.200 personas capacitadas para saber cómo reaccionar ante una emergencia en el puerto.

Como parte de la preparación del personal se han realizado simulacros dentro de las embarcaciones para poder medir la capacidad de respuesta. “Este es un proceso que paralelamente conlleva el fortalecimiento de los planes de contingencia”, señaló Cano.

Se han adecuado dos áreas para contrarrestar emergencias, tanto en el terminal pesquero, como en el terminal internacional.

Sobre el plan de contingencia para derrames de hidrocarburos, está lista la parte estructural, falta incorporar los anexos que son los protocolos de las diferentes entidades. A finales de año se espera tener el plan de emergencia y contingencia debidamente aprobados por las autoridades competentes.

Leonardo Yoza, quien trabaja en el puerto como estibador, es una de las personas que ha recibido capacitaciones en tema de situaciones de emergencia.

Dijo que este tipo de entrenamiento lo ayuda a sentirse tranquilo, ya que sabe cómo debe actuar en caso de algún inconveniente.

http://www.telegrafo.com.ec/