Blog Page Title

Salud sexual y reproductiva en poblaciones indígenas y afrodescendientes

 

índice

México ocupa el octavo lugar en el mundo y primero en América Latina entre los países con mayor número de pueblos indígenas

Casi diez millones de personas residen en hogares indígenas en el país.

En la región de América Latina y el Caribe existen estructuras de población desiguales. Los grupos con mejores condiciones socioeconómicas y mayor nivel educativo viven más y tienen menos hijos, mientras que las personas pobres, indígenas y afrodescendientes, con menor nivel educativo y residentes en áreas rurales, tienen más dificultades para controlar su fecundidad y menor esperanza de vida.

México es el octavo país en el mundo y el primero en América Latina con mayor número de pueblos indígenas; casi diez millones de personas residen en hogares indígenas en el país. Para que las poblaciones indígenas tengan una auténtica igualdad de oportunidades, es primordial que, junto con el acceso a la educación, tengan acceso a servicios de salud de calidad, incluidos los de salud sexual y reproductiva (SSR).

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en coordinación con el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud y el Consejo Nacional de Población, impulsa el diseño y puesta en marcha de una amplia estrategia dirigida a las poblaciones indígenas, con base en los tres enfoques que caracterizan su trabajo:

Enfoque intercultural
Enfoque de derechos humanos
Enfoque de género

El objetivo principal es contribuir a mejorar las condiciones de SSR e impulsar una vida libre de violencia a través del fortalecimiento del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos en la población indígena residente en localidades de alta marginación.

Las estrategias y líneas de acción de esta estrategia se enfocan en:

Contribuir al empoderamiento de la población indígena para el ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos y para una vida libre de violencia
Adecuar las prácticas de los prestadores de servicios al contexto sociocultural para favorecer el acceso a los servicios de salud y reforzar la articulación entre la medicina institucional y la tradicional
Fortalecer la operación de los sistemas de salud locales y mejorar la capacidad resolutiva de los servicios de SSR en los distintos niveles de atención
Impulsar acciones intersectoriales e interinstitucionales
Fortalecer la participación comunitaria y generar una demanda calificada de los servicios de SSR, para que las y los usuarios tengan los elementos necesarios para pedir una atención completa y que se les informe sobre los procedimientos y tratamientos que siguen
Evaluar la efectividad de las estrategias utilizadas con miras a su replicación e institucionalización

 

Cómo son esas iniciativas

El UNFPA contribuye a la promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, hombres y jóvenes indígenas a través del trabajo con familias, jóvenes y comunidades. Trabaja para crear un ambiente social propicio y de congruencia para que las personas conozcan sus derechos sexuales y reproductivos y puedan ejercerlos; de igual forma, apoya el desarrollo de herramientas para enfrentar la violencia intrafamiliar. Las iniciativas han incluido estrategias diversas como material radiofónico, audiovisual, talleres, obras de teatro y concursos.

Actualmente, los esfuerzos de UNFPA en esta área se enfocan principalmente en Chiapas, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz. En estos estados, los grupos comunitarios de localidades indígenas participan activamente en el diseño, implementación y seguimiento de las acciones para el mejoramiento de la salud reproductiva y promueven la demanda calificada de servicios. Asimismo, las instituciones trabajan en integrar las experiencias exitosas a las poblaciones usuarias de forma sustentable.

FUENTE http://www.unfpa.org.mx/ssr_indigenas.php