Blog Page Title

Embarazo en adolescentes, un problema social

1-3-copia

LA TARDE/ El tema de embarazo en adolescentes en Cuenca ha sido un tema social que afecta a varias jóvenes, por lo cual los Ministerios de Salud, Educación, Inclusión Económica y Social han desarrollado planes estratégicos para prevenir el embarazo.

Varias campañas de prevención se han llevado a cabo, como charlas, en establecimientos educativos especialmente en la que capacitan a profesores, alumnos y padres de familia.

Según Bernardo Vega, coordinador de la cátedra de la Salud Sexual y Reproductiva de la U. Cuenca, manifestó que, los alcance que se están teniendo desde varias estrategias que se han desarrollado, han dado el efecto deseado.

En el cantón Cuenca desde el 2012, el número de embarazos en adolescentes se estabilizó; ya que en los últimos 20 años teníamos un aumento de al menos un 5% anual, pero entre el año 2011 y 2012, no se registró un aumento en las estadísticas sino más bien se mantuvo, siendo así que para el 2012 hubieron 1.800 embarazos sin registrarse un aumento significativo.

En el cantón Cuenca, para el 2013 hubo una reducción del 3,9% de los embarazos, esto significó que primero se detuvieron y luego se redujeron. Siendo así que las mujeres pueden tomar la decisión de cuándo y cuántos hijos quieren tener.

Sin embrago queda mucho por hacer, ya que anualmente se presentan según las estadísticas del INEC, a nivel nacional 44.700 mil embarazos en adolescentes, lo que quiere decir que 2 de cada 10 mujeres que está embarazada es adolescente, por lo tanto todavía sigue siendo una tasa alta, es por esta razón que Ecuador ocupa el segundo lugar en las tasas de embarazo en adolescentes en América Latina.

Pero todas las estrategias que son aplicadas están dando los efectos y resultados llegando a la reducción de la mortalidad materna.

El mayor porcentaje de embarazos que se registra está en adolescentes en una edad comprendida entre 15 y 19 años, pero también se registra en menores de 14 años, aunque muchos de estos según se indica pueden ser fruto de una agresión.

Para prevenir hay que fortalecer según los planes nacionales, con la comunicación, información, acceso e interculturalidad. Trabajar con los padres de familias es indispensable, profesores que brinde consejos de la salud sexual y también los proveedores de salud. (MSC) (I)