Blog Page Title

Edificios de más de 10 metros deberán usar vidrios de seguridad

explosionac043924741

El vidrio que se usa para ventanales en las edificaciones en Ecuador constituyen un peligro cuando se rompen por diferentes circunstancias, como la explosión registrada el miércoles en un departamento del norte de Quito. Por eso, una norma que entrará en vigencia, a más tardar la semana próxima, busca eliminarlo y reemplazarlo por uno de seguridad.

La calzada de la avenida Eloy Alfaro quedó llena de vidrios de todos los tamaños, que cayeron de los edificios tras la onda expansiva que produjo la explosión.

Incluso un miembro de la Policía Nacional quedó herido mientras participaba en las labores de rescate de dos personas afectadas y se cortó con un vidrio que se desprendió de una de las ventanas dañadas.

Hermel Flores, presidente de la Cámara de la Construcción de Quito, explicó que la Normativa Ecuatoriana para la Construcción (NEC), que deberá ser publicada en el Registro Oficial, exige que los edificios de más de 10 metros de altura usen vidrio de seguridad en las ventanas.

“Este vidrio es laminado con un espesor de 6 milímetros. Su principal atributo es que una vez que se rompe no se convierte en una guillotina que pone en peligro a las personas, sino que se queda adherido al marco de la ventana”, explicó Flores.

La normativa que fue elaborada por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda en convenio con la Cámara de la Construcción proyecta que el costo de una vivienda aumentaría en menos del 0,4 % con el uso de este tipo de vidrio.

Actualmente seis capítulos de la NEC ya están vigentes desde agosto pasado. En estos últimos cuatro meses se ha trabajado en diez capítulos más entre los que se incluye la reglamentación sobre el uso de los vidrios.

Daños por la explosión bordean los 20.000 dólares
A medida que pasan las horas siguen reportándose daños por la explosión del miércoles. El Centro de Mando instalado por la Secretaría de Seguridad en la avenida Eloy Alfaro contabilizó, hasta el medio día de este jueves, 35 viviendas, 17 edificios y 4 vehículos afectados.

Juan Zapata, secretario de Seguridad del Distrito, calculó que los daños bordean los $ 20.000 y recordó que en este caso no se podrá aplicar el Fondo de Emergencia Municipal porque no ocurrió por un fenómeno natural, no fue responsabilidad del Municipio ni las personas afectadas están bajo la línea de pobreza.

En tanto que los investigadores del Cuerpo de Bomberos esperan que los dos heridos con quemaduras de segundo y tercer grado, salgan de cuidados intensivos para que puedan rendir su versión.

De acuerdo a las primeras indagaciones todo apunta a que se produjo una acumulación de gas, pero se trata de determinar si fue por un descuido de los habitantes del departamento y qué artefacto inflamó el gas.

http://www.eluniverso.com/