Blog Page Title

El duelo en los adolescentes

 

Escrito por Maite Nicuesa Guelbenzu, Doctora en Filosofía
Cómo ayudar a un adolescente a superar la muerte de un ser querido
 

Un adolescente comprende perfectamente qué es la muerte. Y el proceso de duelo es largo cuando se trata de la pérdida del padre o de la madre, o de alguno de los abuelos. En esta etapa de la vida puede resultar también especialmente traumática la muerte de un amigo, porque a la ausencia de alguien tan cercano se une la confusión que produce en el adolescente el comprobar cómo una persona muy joven puede morir en cualquier momento.duelo-hijos-adolescentes

Esta tristeza interior contrasta con la alegría y los planes propios del grupo de amigos. Por ello, suele ser habitual que el joven sienta que no tiene a nadie con quien hablar sobre cómo se siente, y es muy importante propiciar un clima de libertad en casa para poder hablar de sentimientos, sin miedo a mostrar vulnerabilidad ante los hijos.

Ante la muerte de un ser querido cercano, es posible que la familia se una mucho más o, por el contrario, que durante una temporada padres e hijos se distancien a nivel emocional. Para evitar esta última situación, conviene mantener las rutinas previas a la pérdida de ese ser querido, aunque ello implique llevarlas a cabo en su ausencia.

Del mismo modo, también es aconsejable comer y cenar en familia, porque este entorno es especialmente idóneo para charlar.

Los adolescentes pueden mostrar una afinidad especial con algún miembro de la familia y, en ese caso, se puede delegar en esa persona la responsabilidad de hablar con más frecuencia con él, porque la confianza es muy importante para charlar.

Incluso existen películas que muestran el proceso de la pérdida y ofrecen un mensaje esperanzador que deja un buen sabor de boca. Por ejemplo, Una chica de Jersey, protagonizada por Ben Affleck. La película Mamá a la fuerza, protagonizada por Kate Hudson, también es muy optimista en este sentido.

Pensar que el factor tiempo influye de una forma decisiva en la superación del proceso de duelo. Eso no significa olvidar a la persona querida, sino aprender a convivir con su pérdida. Tampoco hay que olvidar que cada persona, con independencia de su edad, tiene su ritmo y su modo de procesar esta vivencia.

FUENTE: http://www.webconsultas.com/bebes-y-ninos/psicologia-infantil/como-ayudar-un-adolescente-superar-la-muerte-de-un-ser-querido