Blog Page Title

Colombia: gobierno valora cese el fuego de FARC, pero no acepta exigencia de verificación

COLOMBIA_SANTOS_RESPUESTAFARC_d09301ba6903efe018c60829be2f180c

El gobierno de Colombia aseguró este jueves que la tregua unilateral indefinida anunciada por las FARC es un “buen inicio” para desescalar el conflicto armado, aunque mantuvo su negativa para ordenar un cese del fuego bilateral en el marco de las negociaciones de paz en Cuba.

“El Gobierno Nacional valora en toda su dimensión esa decisión, que va en la dirección correcta”, señaló la Casa de Nariño en un comunicado.

“Este es un buen inicio para un proceso de desescalamiento de hostilidades en el territorio nacional que desemboque, si llegamos a un Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, en un cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo con su debida verificación”, dijo la Presidencia de Colombia.

“A este paso inicial se le deben sumar, a la mayor brevedad posible, las medidas de desescalamiento que se han venido discutiendo en La Habana”, agregó el texto, emitido un día después de que la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciara una tregua unilateral por tiempo indefinido, a partir del 20 de diciembre.

Las FARC, principal grupo insurgente de Colombia con unos 8.000 combatientes según cifras oficiales, adelantan con el gobierno colombiano negociaciones de paz en La Habana desde noviembre de 2012.

Esa guerrilla de más de 50 años de antigüedad condicionó el miércoles la continuidad de la tregua unilateral a que sus estructuras no fueran “objeto de ataques por parte de la fuerza pública” y pidió una veeduría internacional que constate el “éxito” de su decisión.

Sin embargo, la administración del presidente Juan Manuel Santos aclaró que “no acepta” esa exigencia de verificación.

“Estamos dispuestos a iniciar la discusión sobre el tema de verificación para el eventual cese bilateral y definitivo cuando se de inicio formalmente a la discusión” sobre el fin del conflicto, agregó el texto de Presidencia.

Durante los dos años de diálogos en los que se han llegado a acuerdos parciales sobre desarrollo rural, participación política y drogas ilícitas, Santos ha negado la posibilidad de ordenar un cese bilateral del fuego, aduciendo que esa decisión daría ventajas a las FARC para fortalecerse.

“El Gobierno evaluará el cumplimiento de esta decisión por parte de las FARC.  El país no puede ni quiere repetir experiencias del pasado, en las que anuncios de cese al fuego sólo fueron cumplidos parcialmente”, agregó el documento.

“Toda actividad armada y toda amenaza contra la población civil debe cesar”, insistió el comunicado.

http://www.telegrafo.com.ec/