Blog Page Title

Ecuador da por terminada cooperación alemana en temas ambientales

El Canciller señaló que el Gobierno ecuatoriano

EL TELEGRAFO/ El Canciller señaló que el Gobierno ecuatoriano “no aceptará que la cooperación se use como un instrumento de supervisión”. Foto: Cortesía Cancillería

El canciller Ricardo Patiño anunció este viernes la decisión unilateral del Gobierno de Ecuador de dar por terminada la cooperación alemana en temas ambientales.

“Como amigos las puertas abiertas, como supervisores las puertas cerradas”, sostuvo el funcionario en una rueda de prensa esta mañana, al criticar que parlamentarios alemanes hayan pretendido venir al país para visitar el Yasuní y constatar denuncias de opositores.

Patiño dijo que debe quedarle claro al Gobierno de Alemania que Ecuador suscribe convenios de cooperación en condiciones de igualdad. “Tanto la (cooperación) que recibimos, así como la que damos es no condicionada y respetuosa, y así se debe dar”.

Recalcó que el Gobierno ecuatoriano “no aceptará que la cooperación se use como un instrumento de supervisión y que no sea respetuosa de la soberanía”.

No obstante, el Canciller subrayó que Ecuador “valora la preocupación de parlamentarios por temas de nuestra Amazonía y ambientales”. Añadió que incluso ambos gobiernos tienen “muchas coincidencias” al respecto.

Pero, Patiño enfatizó que “otra cosa es que se diga que parlamentarios tienen derecho a venir a Ecuador,  luego de dudar de la palabra del país, a cotejar”.

“Con todo respeto al Gobierno de Alemania, lo que el Gobierno de Ecuador dice es la verdad. No tienen que venir a consultar con otra entidad, peor con la oposición, para hacerse sus propias apreciaciones”, apuntó de manera enfática.

“Si no creen en la palabra de Ecuador, entonces no es bienvenida la coooperación alemana”, reiteró al recalcar que si hay duda “nosotros preferimos devolverles esos recursos”. Se refirió así a 7 millones de euros recibidos el último año. Este monto no incluye recursos para la conservación de la biósfera del Yasuní, “porque no se ha dado ni un centavo”.

Dijo, incluso, que ese dinero que el régimen ecuatoriano devolverá, puede servir al Gobierno alemán para que establezca cursos de capacitación para que sus parlamentarios “se actualicen en derecho internacional y soberanía”.

Patiño reiteró que Ecuador “valora en extremo la preocupación”, pero “como amigos las puertas abiertas, como supervisores las puertas cerradas”.

Antecedentes

La visita de una delegación de parlamentarios alemanes al país, prevista del 6 al 9 de diciembre, fue cancelada por parte del Gobierno ecuatoriano por falta de “una debida coordinación y una planificación de mutuo acuerdo”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El ministro de cooperación alemán, Gerd Müller, criticó la decisión ecuatoriana y dijo que se “vetó” la entrada a Ecuador a una comisión de Medio Ambiente del Bundestag (cámara baja) que pretendía visitar los proyectos de explotación petrolera en el Yasuní y reunirse ahí con representantes de organizaciones ambientalistas, según recogió la agencia pública de Alemania, Deutsche Welle.

Bärbel Höhn, del partido Los Verdes, integrante de la planeada delegación y presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear, también había rechazado la decisión y dicho que el Gobierno ecuatoriano “no quiso” que se reunieran con “opositores” a la explotación del petróleo.

Al referirse al tema, desde una cumbre en Lima, Patiño señaló que “es el Gobierno del Ecuador el que invita a delegaciones oficiales de todo el mundo y somos nosotros los que decidimos la política soberana petrolera del país, ningún país por más grande que sea nos va a supervisar, o a decir cómo tenemos que hacer la política petrolera en el Ecuador. Nosotros ponemos las condiciones para que alguien oficialmente visite el Ecuador, somos soberanos y hace 200 años ya no somos colonia de nadie”.

El 13 de diciembre pasado, el presidente Rafael Correa también señaló que no se permitirá supervisiones. “Conozco a algunas personas del Parlamento y no son malas, pero no les entra en la cabeza que se acabó el imperialismo, que se acabó el colonialismo”, dijo en ese entonces el Mandatario.