Blog Page Title

Corea del Norte, al banquillo de la ONU por DD.HH.

2pr07bar221214photo01

Corea del Norte amenazó con aumentar su armamento nuclear, según citó ayer la agencia de noticias estatal norcoreana KCNA al Ministerio de Exteriores de Pyongyang.

El país “aumentará sus esfuerzos para reforzar en todos los sentidos su capacidad de autodefensa, incluyendo la fuerza nuclear”, citó KCNA.

Con este anuncio el régimen comunista reacciona a la resolución aprobada el jueves pasado por la Asamblea General de la ONU en la que se condena “la grave violación sistemática y generalizada de los derechos humanos” en Corea del Norte y que hoy serán motivo de una reunión especial.

Hasta ahora el Consejo de Seguridad sancionó a Pyongyang por sus ensayos misilísticos y nucleares. Pero un concluyente informe de la ONU difundido en febrero reveló graves actos de violencia (trabajo forzado, ejecuciones sumarias, violaciones), lo que llevó el jueves a la Asamblea general a solicitarle al Consejo de Seguridad que denuncie a Corea del Norte ante la Corte Penal Internacional (CPI), tribunal competente para juzgar crímenes contra la humanidad.

El Consejo, sin embargo, no toma hoy ninguna decisión, en principio porque con toda seguridad China, aliada de Pyongyang, la vetaría, según diplomáticos.

Para la embajadora estadounidense Samantha Power, que el lunes llevará el mayor peso de las denuncias contra el régimen de Pyongyang, el informe de febrero confirma que “las violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte están entre las peores del mundo, son generalizadas y sistemáticas”.

“Y dada la amenaza para la paz y la seguridad internacional que representan, han escapado durante demasiado tiempo del análisis del Consejo”, estimó.

La reunión tendrá lugar después de que el FBI acusara el viernes a Pyongyang de haber organizado una vasta operación de piratería informática contra Sony Pictures, en la más grave intervención emprendida contra un objetivo en Estados Unidos, según el FBI.

Ese ciberataque obligó al estudio de cine a suspender el estreno de una comedia satírica que ponía en escena un complot de la CIA para asesinar al líder norcoreano Kim Jong-Un. Pero Corea del Norte negó cualquier involucramiento en la operación. (I)

http://www.eluniverso.com/