Blog Page Title

Cadáver en el congelador de discoteca

pr10bar231214photo01

Los familiares y allegados de Sergio Guillermo Carrión González, de 66 años, están horrorizados por la forma en que el sexagenario fue encontrado sin vida la madrugada de ayer.

La Policía indicó que halló el cadáver del hombre dentro del congelador de una discoteca ubicada en la calle Juan Montalvo, entre Rocafuerte y Panamá, en el centro de Guayaquil.

Sus parientes desconocen las circunstancias en que Carrión llegó hasta ese centro de diversión nocturna. No obstante, su amigo Édgar Frías contó que alrededor de las 18:00 del pasado viernes tuvo un último contacto con la víctima y que desde entonces era buscada por sus familiares.

Se presume que la noche de ese día acudió hasta el mencionado local y que la madrugada del sábado murió. Una de las hipótesis que investigan la Fiscalía y la Policía es que Sergio Carrión fue atacado por alguna banda delincuencial que utiliza escopolamina para someter a sus víctimas.

No obstante, el fiscal William Aguilar, coordinador de la Unidad de Flagrancia de la Fiscalía, indicó que si Carrión fue drogado o no lo determinarían la autopsia y los respectivos exámenes forenses.

“Hoy (ayer) se ha hecho el respectivo levantamiento del cadáver y se ordenó la autopsia médico legal para determinar la causa de la muerte. No descartamos absolutamente nada”, sostuvo Aguilar.

Acerca de los móviles del fallecimiento de Carrión, el fiscal indicó que serían establecidos preliminarmente durante la audiencia de formulación y medidas cautelares contra ocho personas que fueron detenidas por la Policía durante el hallazgo del cadáver.

El coronel Víctor Aráuz, jefe de la Dinased de la Zona 8, aseguró que entre los detenidos están el administrador de la discoteca, dos empleados, tres supuestos clientes y dos ocupantes de una furgoneta estacionada en los exteriores.

Al parecer, según las investigaciones policiales, pretendían trasladar el cadáver a otro sitio para abandonarlo. “Queremos denunciar por el hecho de que él fallece, guardan el cadáver en un refrigerador y pretenden sacarlo clandestinamente en una furgoneta”, aseguró Frías.

El occiso, a decir de sus allegados, hace tres años se desempeñó como director provincial de la Secretaría de Tierras. Indicaron que también fue fiscal y juez de lo Penal. (I)

http://www.eluniverso.com/