Blog Page Title

Ecuador recibirá a un papa por segunda vez en la historia, en 2015

Francisco prevé arribar al país en una gira por Bolivia y Paraguay
papa_cuerpo_diplomatico_22_marzo
Han pasado 30 años desde que Juan Pablo II pisara tierra ecuatoriana. Ahora, Francisco, el primer papa latinoamericano, anuncia una gira por Ecuador, Paraguay y Bolivia, en 2015 (las fechas aún estarían por confirmarse).

El anuncio informal lo hizo el presidente boliviano, Evo Morales, durante una rueda de prensa por Navidad, en la que adelantó la confirmación de esta serie de visitas papales.

La Santa Sede, durante el pontificado de Francisco, ha dado un giro a su política exterior. América ocupa, en general, un plano privilegiado en la visión del obispo argentino, que a estas alturas ha sido visitado por casi todos los presidentes del Cono Sur, incluyendo a Rafael Correa, con quien ha sostenido dos encuentros privados.

Los dos representantes han mostrado ante la prensa un trato jovial, por encima del protocolo, prueba de ello son los abrazos de bienvenida y despedida, generalmente vetados en el trato al pontífice o la célebre frase informal con la que se presentara Correa durante su segunda visita: “¿Quién iba a decir que un boludo como yo iba a estar aquí?”, dijo el mandatario ecuatoriano en la sala del Tronetto.

La relación entre Carondelet y el Vaticano se ha visto fortalecida por una confesión pública de la fe católica de Correa y políticas públicas concordantes como el veto al aborto, al matrimonio igualitario y a la pena de muerte. Posturas que comparten ambos Estados.

Francisco ha procurado replicar esta relación estrecha con líderes otrora ácidos con la Santa Sede, como el chavismo venezolano o, incluso, el Uruguay de José Mujica, ateo.

La prioridad de América Latina sobre otras regiones católicas es una postura diplomática que extiende el debate hasta la época de Juan Pablo II, el primer papa que visitó Ecuador y el pontífice que declaró a la región como’ el continente de la esperanza’, en una clara alusión a la fe mayoritaria que representan los católicos latinos.

Esa representación comenzó a descender dos décadas atrás y, antes del inicio del pontificado de Francisco, la Iglesia se vio preocupada por la pérdida de casi 20 % de su feligresía en la región.

El relanzamiento de las relaciones fue notorio durante la primera (y única) visita de Francisco al continente, durante la jornada de la juventud en Brasil, nada más asumido su mandato.

En 2015, el papa prevé además una gira por Estados Unidos y ha dejado la puerta abierta para una visita a Cuba. ABP

FUENTE DIARIO EXPRESO